Menú Buscar
Un bar cerrado en la Ciudad de la Justicia de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) / EFE

Los proveedores de la restauración exigen entrar en los planes de rescate

Mercabarna alerta de que empresas que suministran a bares y restaurantes "han tenido que tirar miles de kilos de productos" tras meses bajo mínimos

3 min

El sector auxiliar de la hostelería pide entrar en el circuito de ayudas económicas para paliar el impacto del cierre de bares y restaurantes en Cataluña. Mercabarna, por medio de la asociación Assocome, ha alertado de que algunos operadores han tenido que tirar "kilos de comida" tras seis meses de baja actividad y despidos temporales (ERTE) por la pandemia.

La Asociación de Concesionarios de Mercabarna ha indicado que está estudiando pedir ayudas para las empresas más afectadas, pues hay proveedores que "se han encontrado con miles de kilos de alimento fresco parado en los almacenes o bien camino de pedidos internacionales que no se pueden parar de un día para otro” tras el cierre gubernativo de la restauración en Cataluña.

Hasta seis toneladas al día

La organización empresarial, que agrupa a unos 40 proveedores con sede en Mercabarna, recuerda que una empresa que trabaja con el sector de la restauración podría llegar a vender seis toneladas de marisco y pescado al día.

Ese producto se tendrá que tirar, pues el cerrojazo de bares y restaurantes se tomó, según Assocome, con "precipitación" por parte del Govern y sin atender la "función social que las empreses de Mercabarna hacemos de reserva alimentaria".

ERTES de hasta el 85%

A colación de ello, la patronal de empresas de Mercabarna recuerda que los proveedores de la unidad alimentaria han encajado el cese obligatorio de actividad por la pandemia cuando algunos de ellos "han reducido entre un 75% y un 85% sus plantillas mediante ERTE" tras el primer envite del virus SARS-CoV-2.

Ante ello se imponnen, cree el representante empresarial "compensaciones" al sector. Primero, aseguran, las administraciones tendrían que apoyar las empresas que trabajan con el sector de la restauración, para luego plantearse apoyar al resto.

Con el sector de bares y restaurantes

En paralelo a ello, los concesionarios verbalizan su "apoyo" a las reivindicaciones del sector de la restauración después de que el Govern decretara, por medio del Procicat, su cierre durante 15 días. Un parón que es prorrogable dependiendo de la situación epidemiológica.

Los mayoristas detectan "falta de información" por parte del Ejecutivo catalán, amén de déficit de "previsión" ante una medida que ha generado una factura económica creciente.

Destacadas en Business