Menú Buscar
restaurante-estados-unidos

Las propinas pierden defensores en Estados Unidos

Siete estados eliminan esta práctica porque consideran que perpetúa los bajos salarios en el sector de la restauración

3 min

Dar propina en los restaurantes de Estados Unidos era una ley no escrita que cumplía la inmensa gran mayoría de la sociedad cumplía. Esta práctica tan extendida, sin embargo, está ahora en entredicho. 

Los defensores de su anulación cuentan ahora con un nuevo aliado: el estado de Washington ha votado a favor de la Iniciativa 77 para poner fin de una vez por todas a las propinas. La razón es que es un sistema que perpetúa los bajos salarios en el sector de la restauración.

La práctica  establece que el cliente debe pagar entre un 15% y un 20% para completar el salario de los camareros. Un total de siete estados (California, Oregon, Washington, Alaska, Nevada, Montana y Minnesota) ya lo han eliminado por considerar que empobrece los salarios de los empleados.

Refuerza el acoso sexual a las mujeres

Detrás de la llamada Iniciativa 77 se encuentra el Sindicato Nacional de Restaurantes. Los motivos que esgrimen para su eliminación es que las empresas que no completan el salario de sus trabajadores si no consiguen el mínimo con las propinas. Además, existe discriminación contra los empleados afroamericanos (reciben hasta un 25% menos de propina que los blancos) y las mujeres se ven más expuestas a sufrir acoso sexual (una de cada siete denuncias de acoso viene del sector hostelero).

Entre los que se oponen a este medida están grupos de empresarios, que temen que unos precios más altos en la carta ahuyente a los clientes. Otros consideran que la socidedad estadounidense no aceptará el nuevo sistema. Asimismo, no todos los empleados están a favor de su eliminación dado que hay una parte de meritocracia en saber ganarse una propina por parte del consumidor. 

Subir salarios

La Iniciativa 77 propone subir los salarios con el fin de compensar la retirada de propinas. En la actualidad, el salario de un camarero en Washington DC es de 3,33 dólares por hora, mientras que el de cualquier otro empleado es de 12,50 dólares. De este modo, el objetivo de esta iniciativa es crear un salario universal (de 15 dólares) para todos de aquí hasta 2026.

Según informaba El País, en San Francisco y Seattle, por ejemplo, desde que se equiparó el sueldo mínimo, el empleo en el sector ha crecido y los camareros ganan un 20% más que antes.