Menú Buscar
Susana Gallardo y Alberto Palatchi (centro), vicepresidenta y presidente de Pronovias junto a sus dos hijos menores, Marta y Alberto Jr / EP

Pronovias ganó un 5% menos en 2015

El beneficio de la firma nupcial de los Palatchi-Gallardo se resiente por el incremento de precios de las materias primas a pesar de mejorar la cifra de ventas

3 min

Pronovias cerró el ejercicio 2015 con un sabor agridulce. La firma nupcial de los Palatchi-Gallardo ha hecho públicos los datos de un año en el que se ha conseguido mantener casi intacta la facturación, que ha subido el 0,4%, pero se resiente en los resultados consolidados. El beneficio final de la principal compañía del sector en Europa ha bajado un 5%. Ha pasado de los 57,3 millones de 2014 a tan solo 54,6 millones.

La cifra de negocio neta se ha situado en los 150,78 millones, mientras que en el ejercicio anterior alcanzó los 150,16 millones. Son los dos únicos años que se pueden comparar. La dirección decidió hace dos años adaptar el ejercicio fiscal de la compañía al natural, por lo que los datos anteriores se quedan lejos de estas magnitudes.

Subida de las materias primas

El grupo sufrió principalmente por el incremento del coste de las materias primas. La cuenta de resultados asumió un impacto superior al 50%, además de otros menores, como un ligero repunte de los recursos laborales y la menor obtención de recursos extraordinarios.

Al final, el resultado de explotación de Pronovias bajó un 36% en 2015 hasta los 27,19 millones. La compañía consiguió recortar el descenso con las operaciones financieras, y el resultado antes de impuestos pasó de los 69,8 millones de 2014 a los 64,7 del último ejercicio con la contabilidad consolidada.

De los 56,7 millones de beneficios netos, la firma nupcial se quedó con 54,6 millones. También un 5% menos que en el cierre del ejercicio anterior.

Divorcio en la presidencia

Pronovias está capitaneada por Alberto Palatchi y Susana Gallardo, presidente y vicepresidenta de la compañía, respectivamente. Ambos representaban uno de los matrimonios más sólidos del empresariado español hasta que anunciaron su divorcio las pasadas navidades.

Gallardo ha participado en la transformación de la empresa que fundó la familia de su exesposo. Actualmente, es una de las firmas nupciales de referencia en todo el mundo. Además, ambos acumulan en sus sociedades de inversión un patrimonio de 400 millones de euros, que se deberá dividir a medida que avance el proceso de separación.