Menú Buscar
Marine Le pen, del Frente Nacional francés, y Geert Wilders, del Partido de la Libertad holandés, en el centro de una foto de los líderes de la ultraderecha europea / EFE

Los procesos electorales que marcarán las bolsas durante 2017

En Francia, Alemania, Holanda y Austria pueden producirse resultados populistas, poco favorables a la Unión Europea, al euro y a la estabilidad

Ignacio Recio
6 min

Después del efecto Trump en los mercados financieros de todo el mundo, queda todo un año por delante para poner en observación a las bolsas internacionales. Porque en efecto, durante 2017 se desarrollarán una serie de procesos electorales en el viejo continente que pondrán a prueba, no solamente la bolsa, sino otros activos financieros, como divisas, materias primas o metales preciosos.

El pistoletazo de salida de las elecciones más importantes en los últimos años han sido las presidenciales en Estados Unidos con el triunfo inesperado de Donald Trump. El mismo del día de la elección, los futuros de los mercados de renta variable se tiñeron de rojo de forma abrupta. En Estados Unidos, los índices se desplomaron hasta niveles cercanos al 5%.

Algo no visto desde 1945, y por encima del castigo recibido tras la salida de Gran Bretaña de las instituciones comunitarias. Pero todo este escenario cambió al día siguiente, cuando los índices Dow Jones y Nasdaq 100 recibieron al nuevo presidente con subidas en torno al 1%. Mientras que en las bolsas europeas las pérdidas se iban reduciendo a medida que iba avanzando la sesión. Para terminar con ganancias de casi un punto porcentual en sus principales índices.

Citas electorales en 2017

Los procesos electorales que se desarrollarán durante los próximos 12 meses son de vital importancia, ya no solamente para la economía en general, sino para el futuro de la moneda única en la Unión Europea. Porque en efecto, dos de estas citas tendrán como escenario los dos motores de la economía continental: Alemania y Francia. Este último país será el primero en entrar en liza, en unas elecciones a doble vuelta que se desarrollarán el 23 de abril y si fuese necesario el 7 de mayo. Los temores de los mercados es que pueda vencer un partido favorable a la salida del euro y también contrario a los intereses de la UE. Esta posibilidad no es descabellada ni mucho menos. Al igual que ha pasado en EEUU, la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, se encuentra a la cabeza de los sondeos con una intención de voto cercana al 30%.

Cuatro meses más tarde, la tensión se trasladará a Alemania, donde se celebraran elecciones generales con un panorama político muy parecido al francés, aunque con diversos matices. Probablemente saldrá un parlamento muy fragmentado por la irrupción con fuerza de Alternativa para Alemania, un movimiento contrario a las políticas comunitarias y al propio euro.

En cualquiera de los dos casos, las tensiones en los mercados de renta variable están aseguradas y se esperan movimientos fuertes para los inversores.

Otros referéndums

Por si fuera poco, en primavera también se desarrollarán elecciones en Holanda. Aunque su peso específico en la economía es menor que el de sus socios franceses y alemanes, el resultado puede ser el mismo. También un movimiento antieuropeo, el Partido de la Libertad (PVV), lidera las encuestas a pocos meses de su celebración. Uno de los puntos de su programa electoral es la celebración de un referéndum sobre la pertenencia a la UE, al estilo del Brexit. Algo que aterra en todos los centros financieros del continente. No en vano, aluden a que puede ser el origen de otras consultas populares en países: Finlandia, Dinamarca, Austria. 

Un caso similar es el que se producirá en Austria, donde el Partido de la Libertad (FPO) del carismático Heinz-Christian Strache, está inmerso en el mismo proceso que el caso holandés. Con iguales planteamientos políticos: alejamiento de Bruselas y consulta popular.

Todo este cocktail de elecciones generará una importante incertidumbre en los mercados financieros. Donde es más que previsible que se instale la volatilidad en las bolsas y en otros mercados. Por eso hay un producto financiero que puede beneficiarse de este inédito escenario. Son los fondos de inversión basados en la volatilidad y que determinadas gestoras han confeccionado para que sus clientes tengan mejores rendimientos. Su estrategia de inversión se basa en que a medida que la volatilidad es mayor, mayor será su rentabilidad.

España e Italia en la recámara  

Tampoco puede descartarse que en España e Italia puedan celebrar elecciones en 2017. No figuran en el calendario, pero la delicada situación de sus parlamentos hace que en cualquier momento puedan citar de nuevo a los electores. El mayor problema para los mercados de renta variable vendría del caso italiano. Las dos fuerzas populistas están recogiendo el respaldo de los votantes, según los últimos sondeos. Se trata del Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo y la Liga Norte. Declarados enemigos del Gobierno de Bruselas. Y que podrían unir sus fuerzas a otros partidos de similar tendencia en otras áreas del continente europeo.

Un escenario poco tranquilizador para las bolsas.