Menú Buscar
Imagen de la Torre Glòries de Barcelona, edificio ofrecido para acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA) / CG

El ‘procés’ amenaza la candidatura de Barcelona para la Agencia del Medicamento

Una consultora especializada en el sector farmacéutico cree que el proyecto independentista en Cataluña descalifica las opciones de la ciudad

6 min

El proceso independentista de Cataluña amenaza la candidatura de Barcelona para la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). La consultoría especializada Acorn Regulatory considera que el proyecto secesionista "daña" las opciones de la Ciudad Condal para recoger el testigo de Londres como sede del regulador farmacéutico comunitario.

En su último análisis [leer aquí] de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (Dafo) sobre las ciudades candidatas, Acorn presenta argumentos de peso contra la posibilidad de que los jefes de Estado y de Gobierno se fijen en Barcelona para acoger al regulador paneuropeo.

El repaso de la consultora subraya que "el insistente ruido de tambores sobre la independencia es una amenaza para la candidatura de la Ciudad Condal". En este sentido, los pasos dados por el Ejecutivo de Carles Puigdemont "ayudarán muy poco", añade.

"Otro cambio"

Acorn constata que si la EMA decidiera trasladarse a Barcelona en otoño, "tendría que buscar sede de nuevo si la independencia acaba imponiéndose". Así, "es difícil imaginarse cómo la ciudad podría ser sede con los nubarrones de la independencia en el horizonte".

Para los escépticos con la separación de España, la firma especializada en el sector farma recuerda las escasas opciones que se daban al triunfo del brexit en el Reino Unido o a la candidatura de Donald Trump para presidir Estados Unidos (EEUU).

proces agencia europea medicamento independencia

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, se ha significado a favor de que Barcelona sea la sede de la EMA / EFE

"El coste y la calidad de vida de Barcelona son sin duda un atractivo para los que quieran mudarse allí. No obstante, las demandas de independencia tendrán seguramente un impacto adverso en el atractivo de la urbe para ser la nueva sede permanente de la Agencia", abunda.

Por lo que respecta a los políticos soberanistas, el despacho pone de relieve la "ofensiva amable" en la que se han embarcado para asegurarse que una Cataluña independiente permanecería dentro de la Unión Europea. "Ello, no obstante, no ayudará a aquellos que deben tomar la decisión sobre dónde recolocar la sede de la EMA", remacha.

"Inseguridad jurídica y política"

Preguntado por el análisis del gabinete irlandés ---una de las empresas especialistas en regulación farmacéutica en Europa-- el economista Gonzalo Bernardos aporta un punto de vista similar. "La incertidumbre es como la peste para los negocios: los asusta", explica.

"¿Hay incertidumbre en Cataluña? Sí, la hay. Jurídica, por un lado, porque la Generalitat incumple leyes; y política, por el otro, pues el escenario es dudoso", aclara.

"Si uno está informado de la situación catalana, sabe que la independencia tiene pocas o nulas posibilidades de producirse. Pero como los soberanistas han hecho grandes esfuerzos para internacionalizar su causa, pueden confundir a empresas y, en este caso, a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE", valora Bernardos.

El profesor titular de Economía de la Universidad de Barcelona (UB) señala que las opciones de Barcelona "pasan por recoger favores prestados por España. El mayor es la no elección del ministro de Economía, Luis de Guindos, para presidir el Eurogrupo".

"Que nadie lo dude: si la EMA decide venir a Barcelona es para compensar el déficit de representatividad institucional de España en algunas instituciones europeas", asegura.

"Barcelona es fuerte pero el 'procés' no ayuda"

Es de la misma opinión que Bernardos el economista José Sarria, consultor empresarial y portavoz de Face's Business Center.

"Yo siempre he confiado en la capital catalana, que tiene una marca poderosísima para atraer inversión. Pero lo cierto es que el proceso soberanista entraña riesgos. ¿Hay inseguridad en Cataluña? Creo que no. ¿Hay incertidumbres? Sí, las hay. Y son el enemigo número uno de los negocios", manifiesta.

"La Agencia del Medicamento traería más de 900 trabajadores cualificados a la Ciudad Condal. Sería muy positivo para Barcelona y el resto de España. Pero es innegable que el intento de separación no es el mejor aliado para las opciones de atraer este organismo", admite Sarria.

Sin entrar en política, ERES Relocation Services sí confirma una de las tesis: la fortaleza de la urbe. "Barcelona es un imán para empresas internacionales. La ciudad funciona sola. En el campo logístico, nuestro terreno, no hay problemas. Otra cosa son las decisiones sobre venir o no. Ello queda a un nivel en el que no entramos", concluye Julia Meyer, jefa de negocio de la firma de atracción de marcas.

Destacadas en Business