Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carro de compra sobre un teclado

Las principales razones para crear una tienda online profesional

Las oportunidades surgidas en la red tras la crisis sanitaria pueden suponer un auténtico salvavidas para todo tipo de comercios o negocios

5 min

Comprender que la economía digital va a seguir siendo uno de los ejes económicos en la era posterior al Covid-19 es primordial para asegurarse oportunidades de negocio a medio plazo. No obstante, para ello resulta fundamental el desarrollo de habilidades para capitalizarlo y hacer frente a los desafíos que supone.

Pues bien, a continuación vamos a repasar cuáles son las razones, según expertos en el tema, por las que es necesario gestionar con profesionalidad una plataforma de comercio electrónico para que el negocio se consolide según las normas de la economía digital.

Antes te recomendamos también, si estás interesado en el tema, que consultes el siguiente artículo sobre qué ecommerce elegir.

La relación con el cliente evoluciona

Los clientes han variado sus hábitos de consumo, y el comercio electrónico ha ganado exigencias y gran cantidad de nuevos consumidores, por lo que la gestión del comercio online tendrá que suponer una oportunidad para reanudar la relación directa con los consumidores.

Para posicionarse de forma positiva es necesario aprender a mantener los compromisos y gestionar las necesidades de los consumidores a favor de uno, siendo la digitalización un gran instrumento a la hora de potencializar estos parámetros nuevos y dar un valor agregado real al negocio.

Conseguir la máxima inversión

Según un estudio, el comercio online va a ser el ámbito que va a obtener una mayor inversión a lo largo de los meses venideros, y por lo tanto el más competitivo.

Estos recursos tienen que gestionarse de manera eficiente y optimizada, ya que el proceso de venta es impactado ya desde antes.

Las nuevas tecnologías no requieren contacto social

Inteligencia artificial, analítica avanzada, asistentes de voz, realidad aumentada, plataformas omnicanal, robótica, big data, Internet de las cosas, etc., son conceptos que serán variables y tendrán que incluirse en la estrategia del comercio electrónico.

Será necesario descubrir las ventajas de todas estas tecnologías para sacarles el máximo partido según el segmento de mercado correspondiente, ya que todo apunta a que los hábitos que se han adquirido de un tiempo a esta parte, van a dar lugar a nuevas exigencias y necesidades.

El comercio social adquiere una nueva dimensión

Las redes sociales forman parte del día a día de los consumidores, y el aumento de su uso durante el confinamiento ha hecho crecer la importancia del intercambio de opiniones, recomendaciones, etc., sobre productos y servicios.

 Utilizar herramientas de análisis de datos en tiempo real que den la posibilidad de medir lo que sienten los clientes, resulta de extraordinaria importancia para el desarrollo de estrategias de comunicación y eficiencia de campañas digitales y una correcta conversión de interacciones en ventas.

Eficiencia logística

A pesar de la gran ventaja que representa la expansión del comercio electrónico, también hay desafíos que están rompiendo los esquemas establecidos. Durante esta contigencia, vender en Internet ha sido una actividad que ha tenido carencias en lo que a infraestructura y logística se refiere, para que el producto llegar al cliente.

Así las cosas, es importante hacer una inversión mayor en capacitación digital para saber cómo digitalizar y automatizar las rutas de entrega de la mejor forma posible.

El cuidado de los datos personales

Cuanto más alta sea la demanda, más huecos puede haber en lo que a la seguridad se refiere. La comprensión del diseño, la gestión y la relevancia de los sistemas de seguridad, comprobación y protección de datos personales será sinónimo de confianza y fidelización para los consumidores.

--

Contenido patrocinado