Menú Buscar
Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso presupuestos / RTVE

El referéndum catalán frena la negociación de los Presupuestos Generales del Estado

El PNV 'amenaza' con no dar su apoyo si el Gobierno toma medidas "exacerbadas" frente al referéndum del 1-O

4 min

El referéndum de Cataluña está generando en el Ministerio de Hacienda una ralentización en otros ámbitos del Gobierno. Los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que deben aprobarse el viernes, se han visto relegados a un segundo plano por el proceso sobiranista catalán.  

El proyecto de Ley de presupuestos generales del Estado para el próximo año, que contempla un techo de gasto de 119.834 millones de euros, el 1,3 % más que en 2017, será aprobado por el Consejo de Ministros el día 22 con el fin de presentarse en sede parlamentaria el 25 o el 26 de septiembre.

PNV se lo plantea 

En un primer momento, el Gobierno contaba con los apoyos necesarios para superar el primer trámite parlamentaroi en el que se debate la totalidad de los presupuestos. Sin embargo, el referéndum catalán y la inestabilidad política que se ha instalado en el país ha hecho que las negociaciones se hayan frenado. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) se plantea su posible apoyo al Gobierno y, según informa. las negociaciones aún no han comenzado.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban advertía el martes que la relación presupuestaria con el Gobierno podría "complicarse" en el caso de que el Ejecutivo tomara medidas "exacerbadas" frente al referéndum del 1 de Octubre.

Montoro hace amigos en otros partidos 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sí ha mantenido contactos con Ciudadanos, Nueva Canarias y Coalición Canaria. La formación naranja intensificará las reuniones con Hacienda a partir del lunes ya que fuentes cercanas a la negociación también han reconocido que la situación en Cataluña las ha retrasado.

Montoro ha mantenido el primer contacto con el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que se convirtió en un voto imprescindible para sacar adelante las cuentas de este año.

Ciudadanos, por su parte, ha advertid que todavía hay "flecos pendientes" para cerrar un pacto en torno a los presupuestos de 2018 e insiste en que medidas como el complemento salarial de 430 euros mensuales dirigido a los jóvenes empleados que reciben formación debería convertirse en una medida permanente.

Mismo modus operandi que en 2017 

De esta forma se repetiría la fórmula con la que el Gobierno consiguió sacar adelante los Presupuestos de 2017; primero un empate técnico en el debate de totalidad que haría decaer las enmiendas en una tercera votación, y posteriormente un pacto con Nueva Canarias para conseguir 176 diputados en la aprobación final de las cuentas en el pleno del Congreso.

No obstante, para que esto ocurra el Ejecutivo debe contar con el voto favorable del PNV, que de momento no lo tiene garantizado. Los presupuestos de 2018 contemplarán aumentar de 12.000 a 14.000 euros el mínimo exento por el que no se aplican retenciones, además de reducciones del IRPF decrecientes por tramos del entorno de los 14.000 a los 17.500 euros.