Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra, en el acto organizado por la Fundación Rafael Campalans

El presidente de Petronor ve urgente una “mayor eficiencia administrativa” en España

López Atxurra defiende la colaboración público-privada y señala que “sin bases industriales no habrá un sistema de bienestar”

6 min

La empresa está predispuesta y con deseos de aprovechar los fondos europeos y caminar hacia una profunda reforma del sistema productivo. Pero, ¿puede contar con la administración pública? El presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra, considera que es prioritario en estos momentos que la Administración dé un paso al frente. Considera urgente “una mayor eficiencia administrativa”, con “nuevos marcos regulatorios”, que facilite la “necesaria colaboración público-privada”.

Esa es una de las cuestiones principales que se dirimen en España, pero también en toda Europa, porque las administraciones, junto con las empresas, han comenzado a asumir que no podrán competir con los grandes gigantes como China o Estados Unidos sin profundos cambios en diferentes ámbitos. López Atxurra lo ha señalado, en esos términos geopolíticos, en un debate organizado por la Fundación Rafael Campalans, junto con la diputada del PSC, Alicia Romero, el economista Francesc Trillas y el inversor Marc Murtra.

Una nueva cadena de valor

¿Qué es lo que está en juego en Europa y en España? No se trata de una reacción frente a la pandemia del Covid, que también, sino de una adaptación a nuevas exigencias en las que la colaboración público-privada será determinante. López Atxurra, uno de los empresarios más activos para canalizar, junto con el Gobierno español, los fondos europeos, ha señalado que en 2014 el eje franco-alemán inició un proceso de colaboración para impulsar la transición energética, y que ahora se acelera, —sí, por la pandemia— aquella necesidad, con una premisa incuestionable: “Si no hay bases industriales, no hay sistema de bienestar”. Y a eso se debe poner Europa para poder hacer frente a los colosos como China y Estados Unidos.

La diputada y secretaria de Economía del PSC, Alícia Romero, en los pasillos del Parlamento de Cataluña / CG

 

La diputada y secretaria de Economía del PSC, Alícia Romero, en los pasillos del Parlament de Cataluña / CG

La Administración debe tener claro que “la buena gobernanza” no debe ser algo aleatorio. Está obligada a ello, y que esa buena gobernanza, según López Atxurra, no implica gastar más, “sino de forma eficiente”. Lo que está en marcha es “una recomposición de la cadena de valor”. Y en esa dura competencia, no se podrá dejar de lado ni una política industrial ni una apuesta clara por la tecnología. “Nada está al azar”, ha remachado el presidente de Petronor.

Transición energética y ciudad

En el fondo del debate hay prejuicios ideológicos. Para la diputada socialista, Alicia Romero, esa es una cuestión que se debe superar cuanto antes. “Se debe diferenciar entre la provisión del servicio público y la producción, que la debe realizar el que mayor capacidad tenga para hacerlo, y muchas veces la tendrá el sector privado”, ha señalado, en relación a la división de tareas que será necesaria par ganar, de nuevo, músculo industrial y tecnológico.

No se trata de dar facilidades a la empresa privada. “No hablo de musculación financiera de empresas privadas, o publicitación de sectores obsoletos, sino de compartir proyectos, con la necesidad de que lo público se modernice. Esa es la asignatura pendiente, que sepa qué prioridades debe acometer”, ha insistido López Atxurra.

Compra pública "innovadora"

Y en esas prioridades figura, como todos los participantes han destacado, la transición energética, que conlleva muchos otros sectores. Uno de ellos es el urbanístico y el de movilidad. Para López Atxurra, el cambio climático se ha afrontado desde la Unión Europea con una apuesta por la transición energética, y está va unida a la ciudad: “La energía y la ciudad van unidas, y, por tanto, la transición energética es transición y transformación urbana”. Eso implica marcos regulatorios diferentes, y apuestas de la Administración distintas, con un mayor peso de los entornos urbanos.

Marc Murtra, socio fundador de Crea Inversión / CG

 

Marc Murtra, socio fundador de Crea Inversión / CG

Los inversores han comenzado a interiorizar, según Murtra, que en los próximos años la característica principal en toda Europea será esa colaboración público-privada, para actuar en todos esos sectores que ha marcado la Comisión Europea, con los fondos europeos. Se trata de dar un salto cualitativo, con necesidades claras, como la “descarbonización”, con una energía más limpia, que, a su vez, puede actuar como palanca de dinamización económica. Y ahí debe estar la empresa española, pero con una administración pública que crea de verdad en esa transformación: “La Administración debe creer en una compra pública innovadora, en una mayor eficiencia, y con nuevos marcos normativos”, remacha el presidente de Petronor.