Menú Buscar
Pep Gómez, presidente de la aceleradora NUMA Barcelona y asesor de la Mobile World Capital Barcelona en el PIER 01 / CG

El presidente de NUMA Barcelona: “Este proyecto no podría funcionar en Madrid”

La aceleradora de empresas vinculada a la Mobile World Capital ha empezado a trabajar con las primeras diez ‘start up’ elegidas de las 900 solicitudes que han llegado de todo el mundo

23.11.2016 00:00 h.
4 min

NUMA Barcelona, el programa de aceleradoras de empresas vinculado a la Mobile World Capital de Barcelona (MWCB), ha echado a andar. Hace dos semanas, diez emprendedores llegaron al PIER 01, un edificio de start ups situado en el puerto de la ciudad, para participar en una iniciativa cuyo objetivo es preparar a las compañías para recibir capital institucional en cuatro meses. La dirige Pep Gómez (Castellón, 1992), el fundador de una de las aplicaciones más famosas de España: Fever.

La selección de start ups realizada a nivel mundial ha sido un “proceso muy intenso”, ha contado el ejecutivo a Crónica Global. Tras arrancar el proceso después del verano, recibieron 900 solicitudes de todo el mundo en tan sólo seis semanas. En una primera criba realizada entre personas de la MWCB y mentores independientes, seleccionaron a 90 compañías que entrevistaron a lo largo de las siguientes semanas para elegir a los diez participantes finales.

Empresas con un producto que se deba escalar

Se trata de empresas que tengan ya "un primer producto” y con un "crecimiento exponencial, es decir, que en lugar de 300 euros puedan facturar 30.000, captando así a inversores profesionales”. Un sector que aún no había abordado ninguna de las aceleradoras presentes en España.

El 65% de las compañías de nuevo cuño que han aterrizado en el puerto de la capital catalana para vivir esta experiencia son internacionales. Es una de las claves de la propuesta que lanzaron (y financiaron) la MWCB y NUMA, la aceleradora más potente de Francia. "Barcelona es un polo de atracción para las start ups", reconoce el equipo. “Es una ciudad muy atractiva para mudarse y los costes no son tan caros como Londres o Berlín”.

Barcelona, centro tecnológico de España

Gómez defiende que el mismo proyecto “no funcionaría en Madrid porque la personalidad de la ciudad hace que sea complicado atraer talento”. La capital catalana se ha consolidado como el centro tecnológico de España, según los responsables de NUMA.

El Mobile World Congress y su hermano pequeño, el 4YFN, han desatado una fiebre de eventos que satura la agenda del sector. El presidente de la aceleradora reconoce la multitud de “saraos” que se organizan casi semanalmente en la ciudad, pero indica que “aún no explotado la burbuja”. “Al final, ocurrirá lo mismo que pasó en Reino Unido: en lugar de macroencuentros del sector, éste se acabará verticalizando con eventos enfocados a inversores, otros a business angels, a crecimiento, etc.”.

Proyecto que culmina en el 4YFN

La cumbre del programa de aceleración, la formación para emprendedores, culminará con una Demo Day que se celebrará en febrero en el marco del 4YFN. El reto de NUMA Barcelona es que las diez compañías salgan de allí con un inversor institucional que apoye el proyecto y puedan pasar a la siguiente fase del proyecto: instalarse en el PIER 01 para consolidar su modelo de negocio. Con todo, algunas alcanzaran antes su objetivo, porque Gómez confiesa que ya han iniciado los contactos para conseguirlo.

El compromiso de inversión de los dos socios de la aceleradora es mantener el programa tres años. Cuentan para ello con un presupuesto de 4,8 millones de euros.