Menú Buscar
Jordi Gual, presidente de Caixabank, en la junta de accionistas de la entidad celebrada este viernes en Valencia / EFE

El presidente de Caixabank señala la cohesión social como reto pendiente de España

Jordi Gual afirma que el país debe potenciar el crecimiento económico pero teniendo en cuenta los efectos de la crisis que prevalecen

3 min

El presidente de Caixabank, Jordi Gual, ha asegurado en la primera junta general de accionistas del banco celebrada en Valencia este viernes que la cohesión social es aún un reto pendiente en España. En el inicio de su intervención ante los accionistas, ha manifestado que el país debe potenciar su crecimiento económico sin olvidar esta aproximación social, una de los lastres que aún perviven de la crisis.

Como la tasa de desempleo, que aún se sitúa en el 16,1% en el conjunto de España, otra de las cuestiones sobre las que Gual ha puesto el foco, igual que la necesidad de reducir la deuda pública. Lastres para la etapa de expansión actual como los 1,144 billones de euros de pasivo acumulado entre todas las Administraciones Públicas, según los datos adelantados por el Banco de España de cierre de 2017.

Vivienda social y voluntariado

Gual también ha sacado pecho de la responsabilidad social corporativa (RSC) de Caixabank. Ha asegurado que “en todo momento se garantiza una interacción íntegra y transparente en todas las personas que confían en nosotros, tanto clientes como empleados o ciudadanos en general”.

Ha recordado que los 520 millones que la Fundación Bancaria La Caixa destinará a obra social en 2018, una cifra récord, se “financia en parte por los dividendos de la entidad”. Una aportación que se traduce en políticas clave como las “más de 32.000 viviendas sociales” que gestiona o el programa de voluntariado con unos 5.500 profesionales del banco.

Moderación del avance del PIB

Un perfil social que está asegurado por la consecución de unos resultados históricos en 2017 --beneficios de 1.684 millones tras la integración de la portuguesa BPI-- y el optimismo frente a la actividad del ejercicio en curso. En clave macroeconómica, la previsión de Caixabank es que el avance del PIB continúe en el ejercicio en curso. Aunque Gual ha apuntado a una “moderación del ritmo de crecimiento”.

Estima que se cerrará el año con otro crecimiento del 2,8%, cifra que está en línea con la estimación que el Gobierno ha contemplado en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que en breve se someterá a la consideración del Congreso.

Aproximaciones más modestas que las de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). Los últimos datos que ha publicado contemplan avanzar el 3%.

Destacadas en Business