Menú Buscar
Vistantes del Mobile World Congress (MWC) en la entrada de Fira Barcelona / EUROPA PRESS

"Preocupación máxima" entre los restauradores por la caída de reservas para el MWC

El sector lamenta que la facturación quedará por debajo del año pasado, aunque apuestan por que el congreso móvil se celebre a pesar de las bajas

4 min

El goteo de bajas de grandes tecnológicas durante el próximo Mobile World Congress (MWC) se traducirá en un impacto en la economía local de Barcelona. Junto al hotelero, uno de los sectores más atentos a la sangría provocada por el temor al coronavirus de Wuhan, es el de la restauración. “La preocupación es máxima”, aseguran desde el sector, después de que se hayan cancelado reservas en varios locales.

“Estamos pagando las consecuencias de una crisis sanitaria global pero que en España y Cataluña es irrelevante”, sostiene el director del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols. Así las cosas, desde el sector ven como “posible” que no se llegue a superar los 20 millones de euros que facturó la hostelería durante el MWC de 2019.

Diez tecnológicas se bajan

A última hora de este lunes 10 empresas habían confirmado ya que no asistirán a la edición de 2020 del MWC. Se trata de LG Electronics, Ericsson, NVidia, Sony, Amazon, Gigaset, NTT Docomo, Umidigi, Amdocs y CommScope. Las ausencias superan más del 10% de la superficie expositiva del congreso, lo que dificulta la intención de la organizadora, GSMA, de rebasar los 109.000 asistentes del año pasado y generar un impacto de 492 millones de euros.

Según la organizadora, entre 5.000 y 6.000 visitantes serán de origen chino, aunque varias firmas asiáticas como Huawei y ZTE han confirmado que asistirán con su personal de Europa, por lo que el número final de asistentes procedentes del país originario del foco de coronavirus queda por determinar.

Un éxito "deslucido"

“La sangría de empresas que han decidido no venir de forma precipitada no impedirá que la celebración sea un éxito, aunque más deslucida”, reconoce Pallarols, que detalla que las reservas en restaurantes para el MWC suelen ser “con mucha antelación”. “El consumo mayoritario es de noche y muy selectivo”, señala. Con todo, desde el Gremio de Restauradores resaltan que “no se está poniendo en cuestión el destino Barcelona ni la tranquilidad sanitaria en Cataluña y España”.

La caída de reservas en restaurantes pone en aprietos también las contrataciones temporales de personal comprometidas para estos días. “Si las reservas se cancelan, no hará falta refuerzos”, cuenta Pallarols, que matiza que “a día de hoy el rédito del MWC continúa siendo positivo”.

Los augurios del Gremio de Restauración se unen a los de los hoteleros, que este lunes reconocían que “se están produciendo cancelaciones en los hoteles de la ciudad”, tal y como avanzó este medio la semana pasada. El Gremio de Hoteles, que no ha indicado las cifras de bajas, también ha mostrado su “plena confianza” en la organizadora del evento, GSMA.