Menú Buscar
Imagen de archivo de los lineales de un supermercado / EUROPA PRESS

Preocupación entre consumidores y nutricionistas por el nuevo etiquetado de productos alimentarios

Una nueva propuesta surgida de cinco grandes multinacionales de la industria del sector ha hecho saltar las alarmas a profesionales y asociaciones de España

07.11.2018 17:04 h.
4 min

El incremento de la obesidad y de otras patologías asociadas lleva a la necesidad de aplicar políticas que combatan esta preocupante tendencia asociada a la alimentación. Una de las soluciones que ha sido avalada por los científicos y que se viene trabajando desde hace años es la utilización de un etiquetado adicional en el frontal de los envases (Front of Pack, FOP), que permita al consumidor entender fácilmente la calidad nutricional de los alimentos que compra y así hacer una elección saludable de lo que come.

No obstante, una nueva propuesta surgida de cinco grandes multinacionales de la industria alimentaria ha hecho saltar las alarmas de nutricionistas y de asociaciones de consumidores de España. La iniciativa ha sido presentada este miércoles en Madrid, justo en un momento en el que países como Francia o Bélgica han optado por impulsar otro sistema diferente de etiquetado por colores. Este modelo de etiquetado nutricional ya ha recibido críticas por parte de dietistas, asociaciones de consumidores y otras empresas del sector, que muestran su preocupación por su posible aplicación en nuestro país.

Mars se descuelga del nuevo etiquetado alimentario

Representantes de las compañías Coca-Cola, Mondelez, Nestlé, Pepsico y Unilever han presentado el llamado "Etiquetado Nutricional Evolucionado" (ENL por sus siglas en inglés), un sistema que pretende "ofrecer al consumidor una información completa" sobre la composición de sus productos. El método escogido por las multinacionales analiza las grasas, grasas saturadas, azúcares y sales de cada producto y les otorga un color (verde, ámbar y rojo) en función de si su contenido en estos nutrientes es bajo, medio o alto.

En 2017 estas empresas ya anunciaron su propósito de crear este de semáforo nutricional. Aunque inicialmente en este grupo también figuraba la compañía Mars, esta firma se desmarcó al considerar que la solución por porciones "no cuenta con la credibilidad y el amplio consenso necesario" para hacerla viable.

Críticas de consumidores y nutricionistas

Este modelo ha recibido duras críticas sobre todo por hacer los cálculos en base a porciones de consumo y no en 100 gramos. En marzo de 2017, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la Asociación Europea de Consumidores ha mostrado recientemente su oposición a la posibilidad de implantar en el mercado español un sistema basado en porciones. Según publicaba recientemente el portal EU Food Policy, una portavoz de la organización española explicó: “Nuestra posición es que el etiquetado frontal FOP tiene que estar definido por 100 gramos del producto y no por porciones, sobre todo porque esas porciones no han sido establecidas por un comité científico e independiente”.

En esta línea, siete colegios de dietistas y nutricionistas de diferentes regiones españolas --que representan al 80% de la profesión-- reclamaron la semana pasada a Sanidad implantar el etiquetado "Nutri-Score", que ya funciona en Francia y Bélgica y que es diferente al impulsado ahora por estos cinco "gigantes" de la industria alimentaria.

Implementado por Eroski

En España ya hay algunas iniciativas para implementar este modelo. Eroski, por ejemplo, ha anunciado que incorporará el modelo Nutri-Score a todos sus productos de marca propia a finales de año. Mas de 8.500 socios cliente han avalado la propuesta ya que lo consideran “el modelo más claro, útil, completo y comprensible, y la herramienta idónea para una mejor elección nutricional”.