Menú Buscar
Un piso de alquiler en Barcelona / EUROPA PRESS

Los precios de los alquileres en Barcelona caen por primer vez desde 2013

Las tres ciudades de Europa con mayor aumento en el mercado del alquiler son Viena, Madrid y Berlín, según un informe HousingAnywhere

3 min

Tampoco es para tirar cohetes, pero los precios de los alquileres en Barcelona se han reducido por primera vez desde el 2013, según el índice de Alquileres de HousingAnywhere del primer trimestre del 2020. En concreto, en la ciudad de Gaudí la caída trimestral ha sido del 0,1% para apartamentos de una habitación y del 0,8% para las habitaciones individuales. 

Sin embargo, la empresa HousingAnywhere advierte de que "Los precios del alquiler podrían llegar a disminuir en Barcelona hasta el punto de que sirvan solo para cubrir los gastos de los propietarios, para evitar vacantes y asegurar ingresos suficientes para evitar endeudarse". 

Suben los precios en Madrid

Por contra, en Madrid los precios han vuelto a subir en los primeros tres meses del año. Así, el coste de los apartamentos es el 4,7% superior, situándose en 1.150 euros. El precio de los estudios también se ha incrementado en la capital madrileña el 5,4%, hasta los 847 euros, y las habitaciones individuales un 8%, hasta los 546 euros. 

Sin embargo, no se espera que esta tendencia continúe en el próximo trimestre y la perspectiva es que siga la misma evolución que Barcelona, donde ya han bajado los precios. "Ambas ciudades son dos mercados muy tensionados en cuanto a precios, y estos cambios que ya se empiezan a experimentar, no harán más que seguir fomentando la incertidumbre en un mercado que espera una de las peores crisis desde 2008", subraya HousingAnywhere. 

Las ciudades más caras de Europa

En cuanto a otras ciudades de Europa, Viena ha sido la que ha experimentado un mayor aumento interanual general en el alquiler, sobre todo por la legislación que prohíbe a los propietarios en ciertas áreas los alquileres a corto plazo. Mientras, ​Italia ha mostrado un primer trimestre relativamente estable en términos de precios de alquiler, ya que la mayoría de las propiedades de alquiler ya estaban reservadas. 

Dentro de Reino Unido se aprecia en Londres que el aumento en los precios de alquiler se ha desacelerado hasta el nivel de 2015, aunque sigue siendo la ciudad más cara de Europa, junto con Ámsterdam. Y en febrero Berlín activó el plan Mietendeckel (techo de alquiler), lo que provocó que los propietarios bajaran sus precios, aunque se sitúa como la tercera ciudad de Europa en la que más han subido los precios de alquiler en comparación con el año pasado.