Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Inmobiliaria de Engel & Völkers en Barcelona

El precio de la vivienda se ajusta hasta un 8% en Barcelona

La crisis del coronavirus provoca un ligero descenso en las grandes ciudades, mientras que se mantiene intacto en las islas y costa mediterránea

3 min

La crisis del coronavirus provocará ajustes en el precio de la vivienda en Barcelona de entre el 5 y el 8%, según datos de la inmobiliaria Engel & Völkers. Se trata de la misma horquilla registrada en otras capitales como Madrid o Valencia, mientras  que en aquellas zonas vacacionales premium como Baleares, Costa del Sol y el resto de la costa mediterránea no se esperan importantes variaciones.

Según la firma alemana, el impacto del coronavirus en el sector inmobiliario no será comparable a otras crisis anteriores debido a que se encuentra “más fuerte, profesionalizado y saneado”. Con todo, reconoce comportamientos desiguales según las zonas. “El interés de los inversores se mantiene vivo en las áreas más prime y esa elevada concentración de la demanda en pocos mercados mantendrá los precios sin grandes variaciones”, ha asegurado este martes el CEO de Engel & Völkers,

Barcelona se ajusta y las islas se mantienen

En el caso de Barcelona se ha apreciado un ajuste en 11 distritos. Gràcia, Nou Barris y Sant Andreu han registrado descensos del 5%, mientras que en Eixample llega al 8%. Asimismo, en zonas periféricas como el Vallès Oriental, las caídas apenas son del 3%. Según la inmobiliaria, durante el estado de alarma se ha producido una bajada de la demanda por parte del cliente internacional ligada a las restricciones de movimientos, mientras que el público nacional se ha mantenido estable, aunque con menores presupuestos por la situación económica.

En lo que respecta a Madrid, se ha constatado un incremento del 50% de la demanda sobre viviendas más luminosas, amplias y con espacios exteriores. Asimismo, uno de los cambios derivados de la alerta sanitaria se halla en el interés por alquileres alrededor de las grandes ciudades o en zonas costeras. Es el caso de Valencia, donde ha crecido la demanda de chalets con piscina privada.

Mientras tanto, Engel & Völkers, mantiene que los dos archipiélagos son un “oasis inmobiliario” debido al atractivo para el público extranjero que ha provocado que no haya alteraciones en los precios. De hecho, en el caso de Mallorca se ha experimentado un repunte desde los 1,6 millones de 2019 a los 1,8 millones.