Menú Buscar
Un bloque de viviendas / EUROPA PRESS

El bloqueo de las licencias paraliza el mercado de vivienda nueva

Esta situación de colapso provoca que los precios se disparen

05.10.2018 19:38 h.
5 min

Los precios de la vivienda nueva se multiplican. ¿El motivo? El colapso de “las licencias municipales”, cuya tramitación supera los 16 meses en algunos casos. Ello “ha disparado los precios de lo poco que sale a la venta”. Esta es la situación que se vive en Madrid ante el bloqueo de los permisos, especialmente en las localidades de Majadahonda, Pozuelo y San Sebastián de los Reyes.

Este colapso “anula” el mercado y dispara los precios de la vivienda nueva, según el “Segundo Informe sobre la Situación del Mercado de la Vivienda en la Comunidad de Madrid” elaborado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada.

Vivienda un 60% más cara

La demanda de obra nueva se sitúa en dos viviendas por cada mil en España. Sin embargo, en la zona oeste de la Comunidad de Madrid solo Boadilla del Monte supera este ratio. Otros municipios cercanos se sitúan entre el 0,6% y el 0,9%. Es “insuficiente”.

Majadahonda presenta los peores datos, con un ratio del 0,2% por cada mil habitantes. “Prácticamente inexistente”. Y los precios se disparan. Lo llevan haciendo en los últimos años. Sin ir más lejos, entre 2017 y 2018 el precio de las viviendas unifamiliares ha crecido un 60%; y un 23% en el caso de las plurifamiliares, cifras “muy superiores” a las de los municipios colindantes que “también cuentan con alta demanda”.

Repercusión en la vivienda de segunda mano

Tampoco Boadilla anda mucho mejor; la “escasez” de obra nueva “hace que la de segunda mano incremente también su precio mucho más, lo que distorsiona el mercado inmobiliario de la zona”, explica el informe.

El retraso en la concesión de licencias, según el estudio, “tiene mucho que ver con esta distorsión del mercado ya que a medida que la oferta se ha ido absorbiendo, no se ha ido creando nuevo stock al ralentizarse los procesos administrativos”. Esto ha llevado a “una situación prácticamente insostenible”. Así, consideran que son los ayuntamientos “los que tienen la llave y los recursos para aliviar esta situación con el desbloqueo de licencias”.

Espera de ocho meses en municipios de 50.000 habitantes

En su primer informe, el instituto ya adelantó que, en los municipios de más de 50.000 habitantes de Madrid, el “plazo de tramitación de las licencias de obra nueva se dilata una media de ocho meses”. Esta tardanza “distorsiona por completo el mercado inmobiliario en esas zonas y retrae la oferta hasta límites extremos que impactan de forma directa en la fijación de los precios de las viviendas en esas zonas”.

Por ello, refleja que el retraso en la concesión de las licencias “repercute también en el nivel de costes asociados a la construcción, que se estima que crecen por encima del 5% a partir del sexto mes de paralización de la licencia”.

Más de un año de espera

Además de esta zona “roja” que acumula retrasos superiores a un año en la concesión de licencias de obra nueva, el instituto ha identificado en su estudio una zona “amarilla” (entre seis y diez meses de espera): Madrid, Leganés, Las Rozas, Pinto, Móstoles, Alcalá de Henares, Arganda, Torrejón de Ardoz, Alcobendas, Alcorcón y Rivas.

La zona “verde” (tramitaciones en menos de seis meses) estaría formada por Coslada, Parla y Boadilla, con cinco meses y Collado Villaba, con cuatro meses. Los municipios “más eficientes” a la hora de tramitar las licencias serían los de Fuenlabrada, Valdemoro y Aranjuez, que apenas tardan tres meses en gestionarlas.

Sin justificación

El estudio indica que por encima de seis meses de plazo de tramitación “no hay justificación para no aprobar las licencias de obra nueva”. Los medios técnicos de los que disponen las administraciones locales “son más que suficientes para gestionar esos expedientes dentro de esos plazos”.