Menú Buscar
Imagen de la construcción vivienda unifamiliar en A Coruña

El precio de la vivienda aún acumula un descenso del 41,2% desde los máximos de 2007

La recuperación de 2016 no se repetirá el año próximo porque cederá la presión del alquiler y los tipos de interés subirán

3 min

El precio de la vivienda terminada (nueva y usada) subió un 0,2% en noviembre en relación al mismo mes del año pasado y acumula un descenso del 41,2% desde los máximos alcanzados en 2007, según el índice Tinsa IMIE.

El mismo índice prevé que el valor medio de la vivienda se mantenga prácticamente invariable en 2017 o con un alza inferior al 2%, en línea con el dato esperado para el cierre de este año.

Una subida del 1,8% en 11 meses

Entre enero y noviembre de este año el precio de la vivienda ha avanzado un 1,8%, frente al retroceso del 0,2% que experimentó en los 11 primeros meses de 2015.

Los mayores incrementos interanuales registrados en noviembre en el precio de la vivienda se dieron en las capitales y grandes ciudades, con un aumento del 1,5% respecto a noviembre de 2015, y en la costa mediterránea (+0,2%).

Desaceleración

En los 11 primeros meses del año, el precio medio se ha incrementado un 1,8%, frente al 2,2% que sumaba en octubre. Baleares y Canarias (+3,1%) y las capitales y grandes ciudades (+2,5%) son las zonas que más se han revalorizado desde enero. También las áreas metropolitanas (+1,7%) y resto de municipios (+1,1%) han incrementado sus precios medios en los 11 primeros meses del año. Por el contrario, la costa mediterránea se ha depreciado un 0,2% en este periodo.

Por su parte, el precio medio en España registra una caída acumulada del 41,2% desde los máximos de 2007. Por encima de esta media se sitúan la costa mediterránea (-48,2%), las áreas metropolitanas (-44,1%) y las capitales y grandes ciudades (-44%).

Los archipiélagos, más fuertes

Por el contrario, los menores ajustes acumulados durante la crisis se encuentran en Baleares y Canarias, donde el precio medio ha descendido un 30,5% desde 2007 y en resto de municipios, con una caída del 37,5%.

Previsiblemente, el próximo año se moderará el relevante crecimiento de precios producido en 2016 en capitales como Barcelona, Madrid o Málaga, que ha sido consecuencia de la presión sobre los alquileres y de la atracción de la vivienda como inversión en un contexto de bajos tipos de interés.