Menú Buscar
Una finca/ CG

El precio del alquiler subió un 15,9% en 2016

El mayor incremento se produjo en Cataluña, donde los propietarios exigen un 26,8% más que hace un año

3 min

El precio de la vivienda de alquiler se incrementó un 15,9% en el año 2016, hasta situarse en 8,2 euros mensuales por metro cuadrado, según el portal inmobiliario Idealista. Así, por comunidades autónomas, todas registran precios superiores a los que tenían hace un año. El mayor incremento se ha producido en Cataluña, donde los propietarios piden un 26,8% más por arrendar sus viviendas.

Le siguen las subidas de Madrid (+18%) y Baleares (13,8%). Extremadura, en cambio, ha experimentado la menor subida (1,1%), seguida por Murcia (+1,7%) y Castilla-La Mancha (+2,4%). Cataluña (13,3 euros por metro cuadrado) se convierte en la autonomía más cara, seguida por Madrid (12,9 euros) y por debajo se encuentra Euskadi (10,4 euros). En el lado opuesto de la tabla se sitúan Extremadura (4,1 euros), Castilla-La Mancha (4,5 euros) y Murcia (5 euros), siendo las comunidades más económicas.

Barcelona, la provincia más cara

Asimismo, solo ocho provincias registraron caídas de sus precios. El mayor decremento se dio en Tarragona, donde los precios cayeron un 6,3%, mientras que la mayor subida se produjo en Barcelona (+23,4%), Guipúzcoa (+18,1%) y Madrid (+18%). El ranking de las provincias más caras está encabezado por Barcelona (15,3 euros por metro cuadrado al mes), Madrid (12,9 euros), Guipúzcoa (11,9 euros) y Baleares (10,2 euros). Jaén es la provincia más económica (3,6 euros), seguida por Ávila (3,8 euros) y Lugo (4 euros).

Valencia es la capital en la que más creció el precio del alquiler durante 2016, con una subida del 20,3%, situando su precio en 7,5 euros por metro cuadrado al mes. Le siguieron San Sebastián (+17%), seguida por Barcelona (16,5%) y Madrid (+15,6%), que han vuelto marcar máximos histórico.

El alquiler “tiene techo”

Por otra parte, los datos muestran que la presión sobre los precios en las grandes ciudades se está trasladando a las periferias, que en muchos casos registran incrementos superiores a los de las propias capitales. En todo caso, desde Idealista consideran que el alquiler "tiene techo", puesto que "llega un momento que, aunque los propietarios pretendan aumentar las rentas, el mercado les coloca en la realidad".