Menú Buscar
Vivienda en alquiler / EP

El precio del alquiler se encarece un 6% durante junio en Cataluña

Los pisos se revalorizan un 2% en el primer semestre del año y son los terceros más caros de España

3 min

El precio de los pisos en alquiler de Cataluña sufrieron un fuerte rebote durante el mes de junio. De acuerdo con el estudio realizado por pisos.com, la renta media en la comunidad autónoma llegó hasta los 1.273 euros, un 6,6% superior.

En el informe también se destaca que Cataluña fue la tercera autonomía con la mensualidad más cara para los inquilinos, por detrás de Madrid (1.772 €/mes) y Baleares (1.425 €/mes). Por su parte, el piso tipo de alquiler en España tuvo en junio una superficie media de 114 metros cuadrados y una mensualidad media de 990 euros, lo que supuso una subida semestral del 2,48%. El encarecimiento de los pisos en España fue del 5% durante el mes pasado.

Subidas del 2% en el año

Respecto al incremento acumulado del año, los alquileres de los hogares catalanes han subido un 1,94% desde el 1 de enero del presente año hasta el 30 de junio.

Del informe también se extrae la radiografía de los pisos. Los inmuebles catalanes tienen un suelo medio es de 113 metros cuadrados y un valor medio de 1.273 euros.

Barcelona pierde valor

En cuanto a las capitales catalanas, Tarragona (7,78%) fue la segunda que más repuntó de España en el primer semestre, y Barcelona (-8,91%) fue la octava que más se ajustó a nivel nacional. Interanualmente, Tarragona (8,13%) encabezó las subidas de España, y Barcelona (-6,54%) fue la séptima que más se ajustó del país. 

En el apartado de rentas medias mensuales, Barcelona (1.775 €/mes) fue la segunda capital de provincia más cara de España. Lleida (694 €/mes) fue la capital más asequible de la autonomía.

Un crecimiento sostenido

“Las mensualidades de alquiler siguen subiendo, pero de una forma mucho menos acusada. Esta tendencia, de la que ya fuimos conscientes a principios de año, se ha reforzado debido a la crisis sanitaria”, explica Ferrán Font, director de Estudios de pisos.com.

A su vez, recalca que “la evolución de este indicador está rodeada de incógnitas, dado que es posible que las dificultades económicas por las que atraviesa la demanda a raíz de la pandemia, retrasen las decisiones de compra y aumenten el número de inquilinos hasta que la situación laboral retome la normalidad”.