Menú Buscar
Trabajadores de eDreams, en una imagen de archivo / CG

Portazo a eDreams de la directora global de recursos humanos

Blandine Kouyaté deja el grupo de viajes y la sustituye Elena Koefman, que cultiva una mala relación con el personal

2 min

Portazo a eDreams de la directora global de Recursos Humanos. Blandine Kouyaté ha dejado el grupo intermediario de viajes con sede en Barcelona por la puerta de atrás. La ha sustituido Elena Koefman Cuenca, polémica por su tensa relación con los representantes del personal.

Según han informado fuentes cercanas a la empresa, el adiós de Kouyaté, que llevaba cuatro años en la intermediaria, se produjo de malas maneras. "Pidió irse por motivos que se desconocen, pero no por las buenas", han indicado las mismas voces.

Preguntado varias veces por la cuestión, el equipo de prensa de la cotizada no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio.

"Nefasta gestión"

Quien sí ha querido comentar el movimiento en la cúpula de la OTA (agencia de viajes online, por sus siglas en inglés) ha sido la parte social.

"Elena Koefman arrancó su mala gestión cuando asumió las relaciones laborales. El despido de un candidato a las elecciones sindicales acabó en el Parlament", recuerda un portavoz de los empleados.

"La relación con Koefman fue siempre tensa, con correos electrónicos subidos de tono, amenazas veladas e intento de recolocar a sindicalistas en otros centros de trabajo", ha enumerado el mismo portavoz. 

Más cambios

El cambio en la dirección de personal de eDreams no es el único que vive la compañía que comanda Dana Dunne.

El pasado verano, la firma con sede en la Ciudad Condal incorporó a Jordi Gudiol Hulth, un ejecutivo sin recorrido en el mundo del turismo, como jefe de Experiencia del Cliente.

Las fuentes consultadas han indicado que este cambio se explica por la voluntad de la cotizada de limar asperezas con sus proveedores, en particular con Ryanair, quien ha acusado a la empresa de vender "vuelos inexistentes o a precio hinchado" en varias ocasiones por motivos de marketing.