Menú Buscar
Imagen de varios jóvenes con teléfonos móviles en la mano / EFE

Cambios de compañía de teléfono: cómo evitar pagar el mes entero

Los problemas relacionados con la portabilidad son uno de los principales motivos de queja de los usuarios de telefonía, pero existe solución

3 min

Si cambias de compañía de teléfono, ¿tienes que pagar el mes entero con tu antiguo operador? Los problemas derivados de la portabilidad, como la facturación excesiva al consumidor, son uno de los motivos principales de queja de los usuarios.

Los motivos de descontento son un cobro excesivo tras abandonar una compañía, sí, pero también ofertas de bienvenida que no se cumplen, falta de cobertura, reclamación por routers que ya han sido entregados o penalizaciones por desistimiento cuando ello no está contemplado por contrato.

¿Hay que pagar el mes entero?

Uno de los momentos más delicados para un usuario de telefonía es una portabilidad, esto es, cambiar de proveedor sin modificar su número de teléfono. A menudo supone una fuente de problemas y un quebradero de cabeza para los consumidores. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha trabajado el caso de un ciudadano que abandonó una gran compañía en octubre de 2018.

Según el usuario, la portabilidad se hizo efectiva a los dos días, con arreglo a la legalidad vigente. Al haber un fin de semana de por medio, la nueva compañía dio de alta al cliente y le empezó a facturar el 23 de octubre. No obstante, la sorpresa fue cuando el proveedor antiguo cobró a su exafiliado todo el periodo de facturación: del 18 de octubre al 17 de noviembre. Descontento con el pago, el denunciante reclamó a la compañía, en balde.

¿Qué derechos asisten?

En el citado caso, la OCU intervino y topó con la misma respuesta por parte de la compañía. No obstante y tras insistir, la operadora refacturó el periodo y accedió a cobrar solo los cinco días anteriores a la portabilidad. La pesadilla siguió, pues no recibió el ingreso en su cuenta hasta noviembre de 2019, un año después del incidente.

En casos como el descrito, la Organización recuerda que asisten al cliente varios derechos. Son el de no darse de baja si solicitas esta opción con otra compañía; que la baja se haga efectiva en dos días hábiles; que no se cobre el mes completo al abandonar la antigua compañía; el cobro de la parte proporcional de la permanencia, y no toda la penalización y, pro último, una cláusula que muchos usuarios no conocen pero existe: si el proveedor cambia las condiciones del contrato, el cliente se puede marchar sin pagar por incumplimiento.

Destacadas en Business