Menú Buscar
Imagen de uno de los cinco hoteles temáticos de Port Aventura World / CG

Huelga en los cinco hoteles de Port Aventura World

Hasta 250 camareras de piso convocarán protestas en breve contra las condiciones de "esclavitud" a las que están sometidas en el parque temático

3 min

Huelga en los cinco hoteles de PortAventura World. Hasta 250 camareras de piso han aprobado convocar protestas laborales en breve contra las condiciones de "esclavitud" a las que estarían sometidas por la contrata de limpieza del parque temático.

La decisión se tomó recientemente en asamblea "por unanimidad" y contará con el apoyo de los sindicatos CCOO y UGT. Afectará a los cinco alojamientos del complejo lúdico: Gold River, Mansión de Lucy, PortAventura, Caribe y El Paso. ¿En qué medida? "Se anunciarán paros de 24 horas en rueda de prensa en breve. Si la empresa no recapacita, la protesta podría ir a más y transformarse en algo mayor", han indicado fuentes sindicales.

Multiservicios

La empresa citada por los sindicatos es el grupo Claro Sol. La enseña alemana multiservicios heredó la plantilla de camareras de piso de PortAventura World en 2013. Lo hizo tras 19 años consecutivos de personal internalizado, que había conseguido mantener las condiciones laborales de las empleadas. La contrata zanjó esa situación.

"De un tiempo a esta parte han caído en picado los sueldos. Tenemos dobles escalas: gente con el convenio del sector cobrando 1.300 euros brutos y otras, con el convenio de empresa, que perciben apenas 750 euros al mes antes de impuestos", han agregado las mismas fuentes. Hay más. "A veces no respetan ni los convenios colectivos. La situación es límite", han añadido.

'Las Kellys' en La Moncloa

La huelga de las camareras de piso del parque temático situado entre Salou y Vila-seca (Tarragona) coincide en el tiempo con el encuentro entre el colectivo de trabajadoras que las representan, Las Kellys, que mantuvieron ayer jueves, 6 de abril, un encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Aunque el jefe del Ejecutivo prometió "seguir avanzando en la mejora de las condiciones laborales" de las empleadas, éstas defendieron ante el también presidente del PP la llamada ley kelly, que busca prohibir la externalización de la actividad principal de las empresas. En el caso de los hoteles, el servicio de habitaciones entraría dentro de esas actividades nucleares y quedaría, por tanto, sujeto a internalización.