Menú Buscar
El ministro de Agricultura y Pesca en funciones, Luis Planas, ve injustas las tasas para España / EUROPA PRESS

España ve "inaceptable" que EE UU le imponga aranceles

Donald Trump gravará productos europeos desde el día 18 si no lo remedia una reunión entre la UE y EE UU cuatro días antes

07.10.2019 19:23 h.
14 min

El ministro de Agricultura y Pesca en funciones, Luis Planas, ha asegurado este lunes en una reunión en la sede del Ministerio con los consejeros del ramo de todas las autonomías, que es "inaceptable" la imposición de aranceles por parte de la administración de Donald Trump y ha cifrado provisionalmente en 765 millones de euros el impacto en el sector agroalimentario español: "Es inaceptable la imposición de aranceles y desde el Gobierno de España haremos una negociación firme. En la reunión con las comunidades autónoma he constatado que estamos unidos. El sector agroalimentario no es el objeto de esta disputa, que es por el sector aeronáutico y no tiene que ser la víctima de este conflicto comercial".

El ministro de Agricultura en funciones se reunirá este martes con representantes del sector y al día siguiente, el miércoles, se desplazará a Bruselas, acompañado de la Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, para presentar ante la Comisión Europea las medidas necesarias y urgentes de respuesta ante las tasas estadounidenses. Planas ha recordado que va a solicitar a la CE la movilización de recursos financieros comunitarios con el objeto de poder atender las medidas necesarias para mitigar los efectos que puedan tener los aranceles sobre el sector productor; el almacenamiento privado del aceite de oliva, ya que considera que se "dan las circunstancias excepcionales" que permitirán que se cubra los costes financieros y de almacenamiento de un sector, que está atravesando una situación "muy complicada"; así como la activación de medidas de promoción de la Política Agrícola Común (PAC) en terceros países para los productos afectados.

Acciones inmediatas y firmeza

Planas ha señalado, además, que de confirmarse los aranceles por parte de EEUU, España pedirá y recordará a la CE la adopción de acciones inmediatas de respuesta por valor de al menos 4.000 millones de euros y que nunca se han utilizado contra Estados Unidos, que otorgó la OMC en 2004 por un "viejo asunto pendiente" del 'Foreign Sales Corporations' (FSC). "No es nuestro deseo, pero está en el cajón y es una posibilidad que existe aunque no haya sido utilizada", ha señalado el ministro en funciones.

Por su parte, las Comunidades Autónomas han reclamado a Planas  firmeza del gobierno contra los aranceles y una posición común de la Unión Europea que no acepte en ningún caso el intercambio de unos productos por otros.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / EUROPA PRESS
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / EUROPA PRESS

¿Por qué Trump impone aranceles?

La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha autorizado que Estados Unidos aplique aranceles comerciales a diferentes productos procedentes de varios países de la Unión Europea por valor de 6.900 millones de euros, y justifica este castigo como respuesta a los subsidios concedidos por estados europeos a Airbus para el desarrollo de los modelo A350 y A380. La OMC ha dado la razón a Estados Unidos, en un nuevo capítulo de una batalla comercial que dura ya tres lustros. Esos nuevos aranceles se plantean como una compensación a Estados Unidos para atenuar un perjuicio económico valorado por la administración Trump en 10.200 millones de euros al año y se reflejan en 300 productos europeos, que van desde el aceite al queso pasando por el vino, que recibirán ahora una carga de entre el 10% y el 25%.

Esos aranceles se aplicarán a exportaciones a Estados Unidos procedentes de Francia, Alemania, el Reino Unido y España, “los cuatro países responsables de los subsidios ilegales” a Airbus. Estados Unidos inició en 2004 sus protestas por las ayudas de la Unión Europea a Airbus en 2004, créditos para el desarrollo de nuevos aviones con intereses muy por debajo de los de mercado, que según manifiesta ahora la OMC crearon un perjuicio a los intereses estadounidenses. Pero, claro, de continuar EE UU en su empeño, la UE puede intentar al menos hacer lo mismo y está a la espera de que la OMC avale la aplicación de medidas a Estados Unidos por las ayudas que concedió a Boeing, caso similar al europeo con Airbus.

Si así fuera, la UE ya dispone de una lista de productos a los que aplicaría aranceles para EE UU por un valor cercano a los 20.000 millones de euros. La UE no quiere aplicar esos aranceles, pero sería su respuesta a que lo hiciera el antes el gobierno de Trump, lo cual propiciaría más guerra comercial entre la UE y Estados Unidos, que por el momento se niega a negociar.

El aceite de oliva es uno de los productos más gravados por EE UU / EUROPA PRESS
El aceite de oliva es uno de los productos más gravados por EE UU / EUROPA PRESS

¿Por qué a España?

Las represalias contra España vienen por el hecho de participar en ese consorcio Airbus, junto con Francia, Alemania y el Reino Unidos, los otros países represaliados. Esto es lo que lleva a EE UU a gravar productos españoles, como el aceite o el vino, pero también artículos procedentes de los otros países europeos citados. De los cerca de 1.000 millones de euros en aranceles que pueden imponérsele a España en breve, el sector más perjudicado es el olivarero, con al menos 560 de esos 1.000 millones, mientras que 215 millones corresponderían a las exportaciones de vino, 86 al sector quesero y más de 26 al cárnico.

Es difícil de entender que estos sectores, que nada tienen que ver con las ayudas a Airbus, sean los afectados pero la razón atiende a que las citadas ayudas a Airbus fueron comunitarias; es decir, concedidas por la UE. La lista de hasta 300 productos aportada por EE UU (150 de ellos españoles) es aún provisional y podría ampliarse en noviembre si Donald Trump continúa en su empeño y entra, además, de lleno en gravar al sector de la automoción. Habrá que esperar al día 14 para ver qué sucede en esa a piori trascendente reunión entre la UE y EE UU en Suiza. Por el momento, otros países de la UE no sufrirán los aranceles en casos como el del aceite o el vino, como es el caso de Grecia e Italia, con lo cual en principio se verían incluso beneficiados por esta medida, aunque hay exportaciones europeas al margen de las de los cuatro países integrantes del consorcio Airbus, que si se verán afectadas.

¿Cómo se aplican los aranceles?

Estos impuestos especiales los abona la empresa que compra productos. Si un comerciante estadounidense quiere disponer de aceite o vino español tendrá que pagar hasta un 25% más de lo que abonaba hasta ahora, con lo cual le saldrá una cuarta parte más caro y tal vez opte por productos de otros lugares que no han sido gravados y que mantienen un mejor precio de adquisición. De hecho, España es el segundo exportador de aceite de oliva a Estados Unidos, pero el primero es Italia, que ahora podría distanciarse aún más y vender también más a los estadounidenses.

Además del aceite, del vino y de los productos porcinos, los aranceles estadounidenses afectarán a las exportaciones europeas de licores, queso, mantequilla, yogures, melocotones, cerezas, cítricos o conservas, por parte de un mercado que es el quinto en cuanto a exportaciones que realiza España al exterior. España exportó productos a estados Unidos en 2018 por valor de casi 13.000 millones de euros, concretamente 12.791 millones, un 2,6% más que el año anterior.

El sector del vino, preocupado por los aranceles de Trump
El sector del vino, preocupado por los aranceles de Trump

Impacto de 1.000 millones de euros

Esta es la situación y la Unión Europea quiere responder con firmeza a las intenciones de Estados Unidos, porque los aranceles aplicados por los norteamericanos pueden suponer un impacto en las exportaciones de 1.000 millones de euros. Los estados europeos afectados, Alemania, Francia, el Reino Unido y España, lo estarán desde el próximo 18 de octubre, día escogido por la administración Trump para empezar a aplicarlos.

Todo viene porque Boeing comunicó que la Unión Europea había dado ayudas de carácter ilegal a Airbus por valor de 20.000 millones de euros, aunque la OMC ha rebajado esa cifra a 6.900 millones de euros, que aunque es mucho menor a la mencionada desde EE UU, es la mayor sanción que hasta la fecha ha autorizado esa entidad. Estados Unidos ha manifestado su deseo de aplicar aranceles desde ese día 18, pero hay una reunión programada para cuatro días antes, el 14 de octubre en Ginebra (Suiza), donde está la sede del OMC, entre representantes de la Unión Europea y Estados Unidos, que quizá les lleve a consensuar una solución que evite un enfrentamiento comercial entre las dos grandes potencias económicas. De momento, la batalla iniciada por Boeing y Airbus se ha trasladado a los gobiernos de Estados Unidos y la UE, continúa abierta y Donald Trump no parece por la labor de hacer amigos en Europa. Si no hay acuerdo en unos días, la UE quiere disponer de autorización de la OMC para gravar productos estadounidenses.

Hasta 26 millones en Cataluña

Unas 1.200 empresas españolas podrían verse afectadas por la aplicación de aranceles estadounidenses desde el 18 de octubre. El mayor impacto español por regiones se lo llevaría Andalucía, que acapara las exportaciones de aceite, el producto más afectado, e igualmente exporta porcino, sobre todo jamón serrano e ibérico. ¿Por qué grava EE UU el aceite de oliva español? Presuniblemente por sus cifras: en los últimos siete meses las ventas olivareras a EE UU han aumentado un 40%. De hecho, la producción española de aceite de oliva a fecha de 30 de abril de 2017 había ascendido a 1.279.500 toneladas, correspondiendo a Andalucía 1.051.462 toneladas, el 82,2% de la producción nacional, según los últimos datos del Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la AICA. Los agricultores, por el momento, alertan de que los aranceles acabarán con su competitividad.

Aunque Andalucía es la región española más afectada por la imposición arancelaria, que repercutirá en un porcntaje del 60% de esos cerca de 1.000 millones (600 millones), Cataluña igualmente se verá afectada. Según las estimaciones elaboradas por su Área de Conocimiento y Estrategia, de Prodeca, si se considera el volumen de exportación de 2018, el impacto se traduciría en un incremento del 703% del coste. Se pasaría de los 4 millones de dólares de arancel aplicables a los 28,5 millones. Es decir, un aumento de 24,5 millones de dólares. Para otros analistas, el impacto puede ser mayor y llegar a los 26 millones de euros, tocando especialmente al sector agrolimentario.