Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presentación del informe de evolución salarial de Eada e Icsa / CG

El poder adquisitivo que se lleva la inflación será irreversible y "elevará la conflictividad"

Los trabajadores catalanes son los terceros mejor pagados del país, aunque Barcelona ha sufrido mayores incrementos en los precios

4 min

La inflación ha recortado el 0,64% del poder adquisitivo de los españoles, que en los últimos 14 años han visto cómo sus salarios nominales subían un 19,5%, por debajo de la inflación. En el mismo periodo, los precios se han disparado un 20,1%, perjudicando la capacidad de gasto y ahorro de los trabajadores.

Un proceso que se ha intensificado en el último año a causa de la caída salarial derivada de la crisis de la pandemia y los elevados niveles de inflación. En 2021, los empleados españoles han ingresado una media de 23.400 euros brutos, lo que significa un descenso del 0,56%, al que hay que sumar el crecimiento del IPC, del 2,9% hasta julio (el periodo analizado) y del 6,7% al cierre del año.

Impacto irreversible

Así lo recoge el informe Evolución salarial 2007-21 presentado hoy por Eada Business School e Icsa Group. Jordi Assens, profesor de estrategia de la escuela de negocios, ha augurado que la pérdida salarial derivada de la inflación “no se va a recuperar”.

El economista ha alertado de que “los salarios están estancados no solo en Europa, sino en Estados Unidos” y que “España no tiene un proyecto” de innovación y productividad que permita competir con salarios más altos. Por su parte, Ernesto Poveda, presidente de Icsa, ha advertido que esta situación “elevará la conflictividad” y llevará a una situación de “poca operatividad”.

Peor para los directivos

La previsión de los autores del informe para 2022 es que la tendencia salarial sea al alza, aunque empañada por los datos de inflación. En el caso de directivos y mandos intermedios, en 2021 la pérdida salarial bruta ha sido todavía mayor --del 4,1% y del 1,9%, respectivamente-- que en el caso de los empleados.

Esto se debe a los malos resultados corporativos registrados en muchas compañías por la crisis, que se ha traducido en menos objetivos cumplidos y en una merma de los bonus. Es por ello que los mandos intermedios y los empleados “han tenido menos impacto”, según Poveda, que ha reclamado dar pasos desde la competitividad “hacia retribuciones mucho más dignas”.

Los madrileños y catalanes ganan más

Por comunidades, Cataluña es la tercera región con salarios más elevados, con una media de 24.564 euros. Le superan Madrid (24.942 euros) y Navarra (24.852 euros). Sin embargo, Poveda ha matizado que “la inflación es mucho más importante en las grandes urbes que en las zonas menos desarrolladas industrialmente”, mientras que Assens ha subrayado que la distribución geográfica de los salarios más altos “muestra la concentración de la actividad económica”, aunque en esas zonas también se ve afectado el poder adquisitivo por los precios.

En cuanto a sectores, los trabajadores mejor pagados son los de la industria (27.470 euros), que han superado a los de la banca y seguros (26.955 euros). Assens ha indicado que “la banca tiene que reinventarse” en la línea de la transformación de las fintech; “si no, van  a estar perdiendo salarios y resultados constantemente”. El sector peor pagado y el que ha sufrido una caída más pronunciada en los salarios es el del comercio y turismo, castigado por casi dos años de pandemia.