Menú Buscar
Irene Montero, la número dos de Unidas Podemos, que ahora intermedia en la revisión de un contrato de alquiler / EFE

Podemos interfiere a través de Twitter en la subida de un contrato de alquiler

Irene Montero fue la primera en difundir el nombre de una propietaria de Barcelona que quiere incrementar la renta de un piso un 30% después de tenerla congelada 12 años

23.10.2019 20:00 h. Actualizado: 23.10.2019 20:03 h.
5 min

La portavoz de Unidas PodemosIrene Montero, ha sido objeto de críticas después de señalar a una casera con nombre y apellido por haber subido el alquiler a un matrimonio en un piso de Barcelona. Este escrache, con el que se apunta públicamente al propietario de un piso, está permitido por la ley y no se considera una vulneración de la privacidad de datos.

Montero publicó ayer un vídeo en su cuenta de Twitter con un “mensaje para Esther Argerich”, la propietaria del piso en el que “Livia y Juan llevan más de 12 años viviendo con sus tres hijos”. La podemita denunciaba que se imponga a los inquilinos una subida “abusiva” de 300 euros a un alquiler de 1.000 euros. Con el aumento, la familia no puede pagar este precio y “puede que sean desahuciados”, señalaba.

Privacidad de datos

El abogado Diego Fanjul, especialista en privacidad de datos, señala que, pese a la complejidad del asunto, “el dato de que alguien es propietario de un inmueble es público”, por lo que no se está cometiendo ninguna falta en relación a la privacidad.

Eso sí, Fanjul explica que éticamente no es una acción limpia y que se podría vulnerar el derecho al honor, intimidad y propia imagen. “Al haber dicho solo el nombre y el apellido, y no tener más información, no hay ningún problema” desde el punto de vistya legal, comenta. En el caso de que el propietario pudiera ser identificado, quizá si se incurriría en una vulneración de la ley de protección de datos.

La diana de un mensaje político

La propietaria del piso, que ha actuado dentro de la legalidad para subir la renta del alquiler, se ha convertido en “la diana de un mensaje político”, por la voluntad de la portavoz de Podemos. Argerich podría llegar a encontrarse con problemas en caso de que algún grupo de activistas localice la vivienda y actúe contra la casera.

José Ramón Zurdo, director general de la Agencia Negociadora del Alquiler, denuncia que “es una auténtica barbaridad iniciar escarches públicos contra propietarios por subir de forma legítima la renta de un alquiler después de estar 12 años congelada”, señala.

¿Hay vulneración?

Zurdo ha denunciado a Crónica Global la gravedad de la situación. “Que un político se interponga en un alquiler entre particulares y señale con nombre y apellido a alguien es una infracción muy grave y es una intromisión tremenda”, señala.

Además, ha explicado que la subida del alquiler es algo 100% legítimo, y más si ha estado congelado tanto tiempo. “En este caso, la señora Montero se ha saltado a la torera la Ley de Protección de Datos y ha señalado a un arrendador que ha actuado legítimamente. Es un delito y un escarche público en toda regla”, comenta.

Más mensajes de Podemos

El mensaje de Irene Montero rápidamente fue compartido por otros miembros de su partido, como la portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra y el secretario de relación con la sociedad civil, Rafa Mayoral.