Menú Buscar
Pablo Iglesias y otros tres diputados de Unidos Podemos presentan la proposición de ley sobre el impuesto de sociedades de los bancos / EFE

Podemos gana la carrera al PSOE con el impuesto a los bancos

Unidos Podemos presenta una proposición de ley para subir 10 puntos el impuesto de sociedades después de que Pedro Sánchez anunciara la semana pasada su voluntad de pedir una medida similar

2 min

Unidos Podemos quiere aumentar el impuesto de sociedades sobre los bancos. La coalición encabezada por Pablo Iglesias ha presentado este viernes en el Congreso una proposición de ley en la que propone una subida de 10 puntos del gravamen sobre los beneficios de las entidades. Esto ocurre poco más de una semana después de que Pedro Sánchez  anunciara su voluntad de pedir una medida similar. 

Mientras que la formación morada pretende recaudar 5.800 millones de euros en cinco años para compensar las pérdidas del rescate de las entidades financieras, el PSOE planteaba también la introducción de un impuesto extraordinario a la banca, que serviría para pagar las pensiones

La tasa de Podemos duraría en principio cinco años, prorrogables según las ganancias de los bancos, y empezaría a aplicarse este mismo año. El importe total colectado durante el primer ejercicio sería de unos 1.000 millones. Los socialistas no han entrado en detalle en su propuesta.

“Baja tributación efectiva”

Con esto, Unidos Podemos critica lo que considera una baja tributación efectiva en el sector. En el año 2015, recuerdan, el impuesto se situó en el 9% efectivo, mientras que en 2016 fue del 17%, debido a una normativa que permite convertir los activos por impuesto diferido en créditos fiscales. El tipo normal es el 25%.

Creen que ahora es un buen momento, al haberse recuperado el sector financiero. También apuntan que varios países, como Alemania, Reino Unido, Austria, Noruega y Portugal han llevado a cabo medidas similares. 

Las dos propuestas

El partido de Iglesias señala dos diferencias principales entre su propuesta y la del PSOE. La primera es el carácter finalista: el PSOE lo quiere destinar a las pensiones. La segunda es que consideran la suya una "ley de verdad" mientras que la de Sánchez la califican de una propuesta "en un desayuno informativo".