Menú Buscar
Los camareros y el personal de hostelería en general son los que suelen recibir contratos más precarios y los que están más expuestos al umbral de la pobreza laboral / EP

Los datos de la pobreza laboral: el 15,3% de los asalariados viven una situación de necesidad

UGT de Cataluña denuncia que la “excesiva rotación”, las facilidades del despido, los salarios bajos y la precariedad de la nueva ocupación empujan a los trabajadores a ser vulnerables

17.10.2018 12:09 h.
6 min

La debilidad del mercado laboral en España tras la crisis económica que se prolongó durante diez años se traduce en que el 15,3% de la población ocupada en Cataluña vive por debajo de la línea de la pobreza. Todo ello, por un empleo excesivamente precario con unas retribuciones insuficientes para no ser considerados vulnerables, tal y como denuncia UGT en un estudio en el que repasa las grandes cifras de una nueva figura que se ha instaurado en la sociedad tras la recesión: el del trabajador que vive una situación de necesidad.

Según el sindicato, un total de 1,75 millones de personas en el territorio viven una situación de exclusión social. El 28% de todas ellas han llegado a este extremo por “una intensidad de trabajo baja”. Los salarios en Cataluña han perdido 2,6 puntos porcentuales en su participación en la riqueza nacional, cifra que contrasta con los beneficios de las compañías. El estudio de la organización indica que en el mismo periodo de tiempo, han crecido el 2,5%. Se denuncia también la “excesiva rotación” de los empleos y las facilidades en el despido.

Pérdida de poder adquisitivo real

Todo ello, en un escenario en el que los precios (el IPC) avanzan al entrono del 2%. Hecho que propicia que el salario bruto anual medio de los catalanes muestre una pérdida del 7,9% de su poder adquisitivo entre 2009 y 2016, los últimos datos que ha ofrecido el Instituto Nacional de Estadística (INE). En cifras absolutas, se muestra un crecimiento mínimo al pasar de los 23.851,32 euros a los 24.454,64 euros. Pero el avance no ha sido suficiente para compensar el crecimiento del coste de vida en siete años.

Perdida del poder adquisitivo
  2016 2009 Retroceso del salario
Salario bruto anual medio 24.454,64 € 23.851,31 € -7,9%
Percentil 10 8.470,49 € 9.246,15 € -17,7%
Primer cuatril 14.238,29 € 14.465,39 € -11,6%
Mediana 21.188,49 € 20.633,92 € -7,7%
Tercer cuatril 31.049,40 € 29.809,68 € -6,4%
Percentil 90 42.850,90 € 41.470,48 € -7,2%

“La pérdida de poder adquisitivo ha sido mayor en los salarios más bajos”, señala el sindicato en su informe sobre la pobreza laboral. Para esta franja, la que representa a los empleados con menor formación, el recorte en sus ingresos medios a llegado al 17,7%. Ha retrocedido incluso la cuantía media bruta de sus retribuciones. Han pasado de los 9.246,15 euros que se percibían en 2009 a los 8.470,49 euros de 2016.

Mala calidad del empleo de nueva creación

UGT también echa mano de los datos de las advertencias de la OCDE sobre la situación de los salarios reales en el país que se incluyen en el Employment Outlook 2018. “España es uno de los países miembro en los que bajan más las retribuciones, acentuado por la mala calidad de los empleos de nueva creación”, destaca el sindicato.

Es decir, que el 21,6% de los asalariados en Cataluña tienen un contrato temporal; que el 32% de las altas a la Seguridad Social que se registraron en 2017 no llegaban a los siete días; que el 14,3% de los trabajadores cuentan con una jornada parcial; y que el 37,5% del total de la nueva contratación que se registró a lo largo del año pasado fue a tiempo parcial, según datos del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat). Además, el 17,1% de la población ocupada tiene una antigüedad menor al año y el 39,9% de los parados no perciben ningún subsidio.

Los más jóvenes, los más precarios

UGT advierte de las consecuencias negativas de este escenario. Antes de la crisis, eran las personas mayores de 65 años el colectivo que tenía más riesgo de caer en una situación de pobreza (29,6%). Ahora, son los menores de 16 años (28,5%) los más vulnerables de toda la población del país.

Se ha llegado al escenario en que son precisamente los jubilados los que tienen menos posibilidades de caer en una situación de necesidad (11,4%), y no es precisamente porque sus ingresos medios hayan mejorado de forma sustancial. El perfil del nuevo mercado laboral del país empuja a una franja de la población a ser trabajadores pobres.

Incremento del SMI

Por todo ello, UGT de Cataluña exige que se recupere la “capacidad adquisitiva de los trabajadores”. Pide cambios normativos que garanticen que percibir un salario es una “garantía de protección” y de cubrir las necesidades básicas de una familia.

El informe que ha publicado el sindicato encabezado por Matías Carnero y Camil Ros en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza da también un espaldarazo total a una de las medidas más polémicas del proyecto de Presupuestos Generales del Estado que han presentado PSOE y Podemos: el incremento del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros en 14 pagas en 2019.

Incluso va un paso más allá. Reclama que esta retribución llegue al “60% del salario medio del país, tal y como recomienda la Carta Social Europea”. Y es que con una contratación en que las jornadas a tiempo completo son un rara avis, serán pocos los que puedan llegar a este retribución.