Menú Buscar
Imagen de un trabajo hecho con LEGO, la juguetera que ha sido denunciada junto a Playmobil por no etiquetar en catalán / EFE

Denuncia a Playmobil y LEGO por no etiquetar sus juguetes en catalán

La ‘ONG por la lengua’ promueve una causa contra las dos multinacionales ante la Agencia Catalana de Consumo

07.01.2019 11:42 h.
5 min

La Plataforma per la Llengua, una organización que se define como la ONG del catalán, ha promovido una denuncia contra LEGO y Playmobil. La causa que se instruye en la Agencia Catalana de Consumo tiene como objetivo que ambas multinacionales del juguete vendan sus productos en el territorio con el consiguiente etiquetaje en catalán.

Según su punto de vista, las compañías se resisten a cumplir con la ley catalana de consumo vigente desde 2010. En una nota remitida a sus asociados, indican que ambos grupos se habían mostrado dispuestos a cumplir con la normativa autonómica en un primer momento. Habrían dado un paso atrás al realizar las consultas legales pertinentes.

Alegaciones de las multinacionales

Playmobil ha alegado, en base a resoluciones del Tribunal Constitucional, que se debe etiquetar en catalán “cuando los productos sean destinados a la venta exclusiva en Cataluña”. Como no existen partidas exclusivas de juguetes que se destinen a esta autonomía, sino que se fabrican para todo el país, se considera que la documentación “solo es obligatorio que esté en castellano”.

En el caso de LEGO, los responsables de la multinacional danesa han hecho consultas a la Comisión Europea sobre el cumplimiento de la normativa lingüística catalana. Según el relato de la Plataforma per la Llengua, Bruselas pidió una aclaración al Gobierno, que habría respondido que la única lengua obligatoria es el castellano y que la información de las instrucciones en catalán era una medida “opcional”.

Cabe tener en cuenta que este grupo sí que ha mostrado sensibilidad con la lengua propia del territorio. Por ejemplo, las distintas películas de animación interpretadas por sus personajes --Lego, la película; Batmant. Le película Lego o Lego Ninjago-- han llegado a las salas de cine de Cataluña con una adaptación de doblaje que también se han mantenido en la distribución comercial.

Más costes y politización

El problema, tal y como apuntan fuentes del sector, es que adaptar las instrucciones de los juguetes que se venden en la autonomía al catalán representa un incremento de costes muy destacado. Existen dos alternativas, que se hiciera una previsión y fabricación específica de los juguetes que se venderán allí, un extremo casi imposible, o que el catalán se incluyera como un idioma más en el folleto internacional. Hecho que abriría la puerta a que otros idiomas cooficiales también alzaran la mano.

Tanto LEGO como Playmobil han dejado claro incluso a la Plataforma per la Llegua que no  quieren entrar en ningún debate político, ya que tras cualquier petición en este sentido es promovida por una discusión en este sentido. Recuerdan que son fabricantes de juguetes que operan en todo el mundo y que se limitarán a cumplir con los mandatos legales de cada uno de los territorios donde venden.  

Petición de multas

La visión de la entidad denunciante es distinta. Asegura que en el mismo Constitucional existe jurisprudencia suficiente para “obligar al etiquetaje en catalán”. Asegura que el Alto Tribunal ha reforzado el derecho del Gobierno de la Generalitat a aplicar su normativa de consumo sin limitaciones, hecho que obligaría a las jugueteras a adaptar los productos que se venden en el territorio.

Por todo ello, solicita a la Agencia Catalana del Consumo que tanto Playmobil como LEGO sean sancionadas. Incluso valora la multa que deberían pagar con la Ley del Código de Consumo en la mano, que oscilaría entre los 10.001 y los 100.000 euros.

La denuncia se presentó en los últimos días de 2018. El regulador autonómico dirimirá la causa en las próximas semanas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información