Menú Buscar
Representantes sindicales de Nissan este jueves / EUROPA PRESS

La plantilla de Nissan de la Zona Franca teme perder la producción de la NV-200 en 2021

Los sindicatos alertan de que la empresa podría trasladar la única línea activa en favor de Francia y piden a la compañía un plan industrial

5 min

Los trabajadores de Nissan en la planta de Zona Franca de Barcelona han expresado este jueves su temor a que a partir de 2021 la fabricación de la furgoneta NV-200 eléctrica sea trasladada a una planta francesa de Renault, como ya ha ocurrido con su homóloga de combustión. La inquietud de la plantilla llega tras el anuncio de la empresa de suspender la producción de la pick-up de Mercedes.

"Como la NV-250, que es la sustituta de la NV-200 de combustión, comparte plataforma con la Renault Kangoo, y ésta saca el modelo eléctrico este año, es fácil deducir que la NV-250 también sacará su modelo eléctrico, y entonces, por lógica, se supone que dejaremos de fabricar la nuestra. Eso ya lo estamos viendo venir, y cuando preguntamos, nos lo vuelven a negar”, ha manifestado Miguel Ángel Boiza, de CC.OO.

Desconfianza de la plantilla

Este jueves ha tenido lugar una rueda de prensa por parte de los representantes de CCOO, Sigen-Usoc, UGT y CGT para expresar su desconfianza ante el plan industrial que Nissan se ha comprometido a presentar antes de verano y que contempla la hoja de ruta de la planta de Nissan. Entre las soluciones figuran la llegada de un nuevo vehículo o el cierre definitivo.

Los sindicatos también han acusado a la compañía de retrasar la parte importante de las inversiones prometidas hasta el final, como la prevista para una nueva planta de pintura de la Zona Franca de Barcelona, cifrada en 70 millones de euros: "Aquí nadie se cree que si no nos dan vehículos nuevos habrá una planta de pintura".

Falta de un plan industrial

Así, han reprochado a Nissan la falta de un plan industrial integral para asegurar la continuidad de todas las plantas españolas y han criticado que más de 25.000 familias --entre empleos directos e indirectos-- en toda España se pueden ver afectadas por una cuestión de "falta de planificación".

"A pesar de haber sido versátiles y adaptarnos, haciendo tres vehículos diferentes, sacrificios salariales, a pesar de todo esto y ser bien vistos a nivel mundial, la compañía es incapaz de traer vehículos sustitutos. La compañía no ha traído nuevos vehículos", ha lamentado Javier Turrillo, de CGT.

Baja producción

"¿Nissan va a seguir apostando por el mercado europeo? Si quiere seguir apostando, solo tiene una forma, lanzar nuevos modelos al mercado. Luego, si apuesta por el mercado, ¿sigue apostando por tener plantas de producción en Europa, o va a importar de Japón todos los vehículos que se venden en Europa? Tendrá que tomar esta decisión", ha concluido Boiza.

Boiza ha añadido que la decisión de dejar de fabricar la pick-up para Mercedes-Benz conlleva dejar la planta de Cantabria al 40% de su capacidad, la de la Zona Franca de Barcelona cerca del 20% y la fábrica de Montcada (Barcelona) trabajando a un turno, cuando normalmente trabajaban tres: "Y en la de Sant Andreu de la Barca le provoca un excedente de plantilla de forma inmediata".

Excedentes de plantilla

Ha alertado que con ésta pérdida, la planta de la Zona Franca de Barcelona, que se queda ahora con la fabricación de dos picks-ups, la Nissan Navarra y la Renault Alaskan, y la mencionada NV-200 eléctrica, también tendrá un excedente de plantilla a partir de mayo, fecha en la que se dejará de fabricar la furgoneta para Mercedes-Benz.

Los sindicatos han anunciado que han convocado una concentración el próximo martes a les 18:30 horas para todos los trabajadores ante el consulado de Japón de Barcelona, donde acudirán para explicarles su situación "para que puedan interferir".