Menú Buscar
Uno de los pisos 'chollo' de Barcelona sin cédula de habitabilidad / CG

Los pisos 'chollo' de Barcelona en los que no se puede vivir

Las inmobiliarias ofrecen apartamentos sin cédula de habitabilidad como gangas por 80.000 euros en pleno centro de la ciudad

Ignasi Jorro/Rafa Mezquita
7 min

Son los pisos chollo de Barcelona en los que, teóricamente, no se puede vivir.

Inmobiliarias de la ciudad arrojan a un mercado en plena ebullición pisos sin cédula de habitabilidad a precios de derribo: 80.000 euros. Lo hacen con la promesa de una "alta rentabilidad" si se alquila el piso después como vivienda, algo que está prohibido.

Una de las que incurre en esta práctica es Suite Life. El intermediario con sede en Barcelona muestra un ático en la calle de Sant Bartomeu, en El Raval. Lo hace prometiendo que el cubículo, descrito como "un diamante inesperado" en internet, puede retornar una rentabilidad del 9,75% en sus menos de 20 metros cuadrados útiles.

"Un retorno que casi ni dan los pisos turísticos", subraya un comercial de la firma a este medio cuando se interesa por el piso como cliente.

"Cuidado con las gangas"

Las promesas de Suite Life con esta tipología de pisos hacen desconfiar al mercado: "Nadie regala duros a cuatro pesetas. Los clientes deberían sospechar de estas gangas", recuerda Joan Ollé, presidente del colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Cataluña.

"Un piso sin cédula se puede comprar y vender, claro. Es legal. Si dos partes están de acuerdo, se hace la transacción. Otra cosa es alquilarlo legalmente, que será un quebradero de cabeza. El arrendador vivirá en un piso inhabitable", explica el dirigente.

Empadronamiento, luz, agua

Los abogados especializados en el sector dan más pistas sobre los pisos en Barcelona. "El Instituto Catalán del Suelo (Incasòl) no aceptará la custodia de la fianza. Legalizar los suministros será complicado si no existen certificados del instalador", recuerda una profesional del Bufet Prieto.

piso turistico

Un piso turístico a pie de calle en avenida Diagonal de Barcelona / CG

"En casos de compraventa, la falta de cédula no es un problema. En el alquiler, sí. El inquilino se arriesga a tener problemas con la comunidad. O para demostrar que vive allí. Un ayuntamiento no empadronará a alguien que vive en una oficina o un local comercial", sostiene Daniel Sot, de AOB Abogados.

"Legalizarlo será, además, un trámite largo. No es fácil transicionar de estudio a vivienda habitual. En resumen: no cumpliría con los requisitos de seguridad jurídica", agrega el último letrado.

"No engañamos a nadie"

Preguntada por su superoferta, Suite Life defiende el producto. Pese a ello, admite que un inquilino "no se podría empadronar allí".

"No engañamos a nadie. Decimos desde el principio que vendemos el activo por 80.000 euros porque no tiene cédula de habitabilidad. Es perfectamente legal", recuerda S., un empleado de la firma.

Según él, "hay otras empresas que sí incurren en prácticas poco éticas" en Barcelona. No es el caso de Suite Life:  "Lo decimos desde el principio".

¿Cuál es el piso ideal?

Encontrar una vivienda que se ajuste a las necesidades de quien la busca se ha convertido en uno de los principales problemas de Barcelona. Según los datos del ayuntamiento, el precio del arrendamiento subió en la ciudad un 15% en el último año. El impacto del turismo ha llevado a la ciudad “al límite” y la ha convertido en un “parque temático”, como manifiesta la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB).

Estas consecuencias han llevado a la dificultad de encontrar un piso bien acondicionado en el centro. La opción preferencial es una vivienda de 70 metros cuadrados, con tres habitaciones y de unos 900 euros de media.

Más duros

El tiempo medio de rotación entre los inquilinos suele ser de tres años, momento en el que suele finalizar la mayoría de los contratos. Así lo rebela la Radiografía de la Vivienda del Alquiler en Barcelona, que ha realizado la inmobiliaria Fincas Calvet, que gestiona más de 3.000 viviendas en Barcelona. “Las nuevas condiciones son muy altas. Eso hace que haya mayor cambio de domicilios y que se dé salida rápida a pisos que antes duraban más”, explica el consejero delegado de la empresa, Darío Fontseré.

Gracia y l’Eixample, las zonas preferidas para vivir

L’Eixample y Gràcia son las zonas más deseadas para vivir en Barcelona. Tienen buena conexión en transporte público, son céntricas, ofrecen un buen número de habitaciones y la relación calidad-precio de los activos es buena. “En Gràcia, que antes era una zona tranquila, ahora los pisos vuelan”, indica Fonteseré. Piso ideal.

pisos chollo barcelona cedula habitabilidad

Un piso en alquiler en el Paseo de Gracia de Barcelona / CG

Los vecinos se marchan 

El incremento de los precios del alquiler marca la actualidad. La tendencia es que los vecinos de Barcelona se vean impulsados a marcharse de sus casas cuando se les acaba el contrato. Según el estudio de Fincas Calvet, está situación ha generado un aumento de un 25% de pisos compartidos entre personas de 25 años a 40 años.

En esta línea, muchas personas también han decido marcharse de la ciudad. “Prefieren otras ciudades del área metropolitana donde el alquiler es más bajo y que están bien conectadas con Barcelona”. Los destinos preferidos son L’Hospitalet de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Badalona o Sant Just Desvern.

Destacadas en Business