Menú Buscar

Mohamed Ali, el 'rey de los Ferraris', quiere una pirámide en Barcelona

El actor y magnate proyecta un 'Louvre de cristal' en el Besòs desde una empresa domiciliada en su chalé de Cabrera de Mar, en el que juega con coches deportivos de lujo

19.06.2019 00:00 h.
6 min

Es Mohamed Ali Ali AbdelKhalek, el rey de los Ferraris. El actor y magnate egipcio proyecta una pirámide de cristal de 800 millones de euros en las Tres Chimeneas de Sant Adrià de Besòs (Barcelona). El intérprete presentó ayer martes el Louvre de Sant Adrià, con museo vinculado a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y una universidad. Aseguró que su proyecto insuflaría vida a la antigua central térmica con "la nueva Alejandría del Mediterráneo". ¿Qué hay de cierto en ello?

Por lo pronto, el Gobierno catalán indicó ayer a este medio que no sabía nada del proyecto. Ello es un problema en la medida en que es el Departamento autonómico de Territorio el que está desarrollando el plan director urbanístico (PDU) que debe diseñar los usos de 32 hectáreas en torno a la antigua estación de generación energética. Hay más dudas. Amlaak envió nota de prensa de la exótica intervención. A requerimientos de este medio, no obstante, nadie de la empresa en el cuartel general de El Cairo (Egipto) aportó más datos. Tampoco lo hizo el despacho Alonso Balaguer y Arquitectos Asociados, la oficina que en teoría ha inventado la obra.

Chalé en Cabrera

El armazón mercantil de Mohamed Ali tampoco da esperanzas. El actor y magnate está al mando de Amlaak for Investment and Development SL, una firma que en España tiene su cuartel general en un chalé de la calle Pi Gros de Can Benet de Cabrera de Mar (Barcelona). Se trata de una propiedad residencial situada junto a la piscina municipal y el campo del equipo local de fútbol de este municipio de la comarca del Maresme.

Zona de Cabrera en la que está domiciliada Amlaak / Google Maps

La sociedad fue creada en febrero. Muestra un solo apoderado solidario, Youseff el Maliki, empleado según sus cuentas en las redes sociales en un local de comida a domicilio. A su vez, el consultor Rafael Salanova Romà, al que ayer Mohamed Ali presentó como asesor, tiene su compañía, The Ledger Management Corporation, domiciliada en el Espai Baronda de Esplugues de Llobregat (Barcelona), una suerte de coworking municipal.

"Poco fondo"

Fuentes cercanas al desarrollo del PDU aportaron más información. Aseguraron que la Generalitat de Cataluña, que trabaja codo a codo con el Consorci del Besòs para desarrollar el plan urbanístico, "está abierta a la recepción de proyectos". Ello significa que "cualquier persona que tenga una idea, por acertada o estrambótica que sea, puede enviarla por correo o presentarla a los medios. Ello no significa que vaya a llevarse a cabo". En este contexto se enmarca la pirámide de cristal de las Tres Chimeneas del Besòs. "Hay gente que proyecta construir un hotel-barco suspendido a altura entre las chimeneas. Hay ideas de todo tipo", han agregado las mismas voces.

chimeneas piramide

El proyecto de Mohamed Ali de pirámide de cristal para las Tres Chimeneas del Besòs / CG

Lo que sí es factual es que parte de las Tres Chimeneas sí está en el mercado. "Son propiedad privada, de Metrovacesa. La sala de turbinas y las chimeneas ofrecen unas posibilidades inigualables. La estructura es un Bien Cultural de Interés Local (BCIL) desde 2016", enumeran otras fuentes del sector de la construcción. ¿Qué se puede hacer en ellas? "El suelo es industrial, pero hay proyectos de toda índole, como comerciales, hoteleros o de ocio. Requerirá que Generalitat y Consorcio definan los usos, primero, y los cambien o adapten, después", han subrayado.

Actor y 'driver'

Es en este contexto cuando aparece Mohamed Ali Ali AbdelKhalek. El actor y productor de películas como The Other Land, que relata el drama de la inmigración, ha ganado este año el Premio a la Paz de Luxemburgo que entrega la Schengen Peace Foundation, una organización no gubernamental (ONG) fundada por la Casa de Luxemburgo, que ostenta la jefatura de estado del estado centroeuropeo. Se ha hecho Mohamed Ali con el galardón ex aequo con personalidades como Jane Godall o instituciones benéficas como el Rotary International.

El actor está instalado en España, desde donde diseña sus películas y posa para revistas de moda. Según sus cuentas en las redes sociales, Mohamed Ali lleva un elevado tren de vida. Le gusta conducir Ferraris, Porsche y otros coches deportivos de alto nivel. Tiene querencia por la cría de equinos y participa en galas y actividades solidarias que se celebran en la parte alta de Barcelona. Su empresa, Amlaak, presume de proyectos de obra civil y privada en Egipto. Está por ver si su apuesta por Barcelona es real o humo.