Menú Buscar
Proyecto de pirámide en las Tres Chimeneas del Besòs en Barcelona / THE SCHOOL OF ARCHITECTURE

Así se gestó el fraude de la pirámide de las Tres Chimeneas

Mohamed Aly, magnate egipcio fugado a España, pagó 200.000 euros para 'vender' a los medios un proyecto fraudulento en Barcelona

8 min

Fue una de las noticias-bomba de 2019, un anuncio al que rodeó el escepticismo, primero, y el olvido, después. Por el camino, consiguió un gran impacto. El proyecto fraude de las Tres Chimeneas de Sant Adrià de Besòs (Barcelona) se fraguó mediante tres contratos por valor de 200.000 euros. Tres firmas ayudaron al magnate Mohamed Aly, reclamado por Egipto y denunciado por delito fiscal en España, a vender el pufo a los medios

Fueron el despacho barcelonés de arquitectos Alonso Balaguer, la firma Rey SL y una agencia de comunicación, tal y como consta en los contratos a los que ha podido acceder este medio. "Mohamed llegó a España en 2018 con una golden visa (residencia a cambio de una compra de más de 500.000 euros). En Egipto es un habitual de las revistas del corazón y a películas de serie B. Aquí, buscaba notoriedad. La encontró con un proyecto urbanístico al que le ayudaron otros directivos", explican fuentes conocedoras. Estos directivos fueron, sobre todo, uno: el consultor Rafael Salanova Roma.

"Te traeré inversores"

Salanova es un habitual de los saraos barceloneses. A nivel registral, el Registro Mercantil le sitúa al frente de la Compañía Universal de Proyectos SL, con sede en la calle Aribau, y en The Ledger Management Corporation SL. Otra aventura empresarial anterior acabó liquidada: Music Dreams Productions SL. Las fuentes consultadas le describen como "un hombre con muchos contactos". Un conseguidor. ¿Qué rol jugó con Aly? "Le prometió inversores extranjeros para la pirámide de las Tres Chimeneas", añaden los mismos interlocutores.

El contrato de la pirámide de las Tres Chimeneas

Aly le creyó. El polémico magnate egipcio fugado de su país firmó un contrato con Rey Factory SL, dirigido por Yasmina Salanova, familiar del directivo y consejera delegada de Help Events. El documento, al que ha accedido este medio, fija 10 pagos fraccionados por un valor total de 50.000 euros más IVA. "La mitad de esos pagos se efectuaron mediante cheque bancario a nombre de Rafael Salanova y, la otra mitad, en efectivo (por en B)". El entrecomillado figura en una denuncia por presunto delito fiscal contra Aly presentada ante la Udidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef).

Arquitectos prudentes

Al mismo tiempo que Aly y Salanova firmaban, el magnate egipcio buscó un despacho que diera forma a su supuesta operación. Lo encontró en Alonso Balaguer, una oficina de arquitectos sita en el recinto de Palo Alto de Barcelona y que ha firmado obras como el hotel Hesperia Tower de L'Hospitalet de Llobregat; el centro comercial Las Arenas de Barcelona; las Bodegas Protos de Valladolid o el buque-hotel Sunborn, que prometió atracar en Barcelona y acabó en Gibraltar.

El contrato entre Alonso Balaguer y Mohamed Aly

El bufete ha admitido a este medio que trabajó para Mohamed Aly, sin entrar en detalles. Lo que sí aporta más información es el contrato que firmaron las dos partes. El rey de los ferraris exigió un esbozo de la transformación en pirámide de parte de las Tres Chimeneas y la oficina le entregó un proyecto más prudente para la Construcción de un Centro de Ocio Plurifuncional en Diferentes Ubicaciones de Cataluña. ¿El coste? 30.000 euros que se pagaron según lo previsto, según figura en la documentación de la inversión.

"Me ha engañado"

El último ingrediente de la treta fue la contratación de una conocida agencia de comunicación de Barcelona por valor de 40.000 euros. Tras ello, se lanzó el proyecto a la prensa. Con éxito arrollador. Time Out; Eldiario.es; La Vanguardia; Via Empresa; El Periódico; Elle; El País; Tendencias; Expansión; ABC; Habitaclia; Fotocasa; Europa Press; TV3; Catalunya Press o El Mundo se hicieron eco del proyecto. También este medio, que advirtió del perfil estrafalario de su promotor.

piramide tres chimeneas

 

 

Rueda de prensa del proyecto de las Tres Chimenas con Mohamed Aly (2i) y Rafael Salanova (1d) / EP

Aquella presunta inversión generó más intangibles: le dio a Mohamed Aly acceso a los medios de comunicación. Concedió entrevistas como presunto opositor perseguido en Egipto. Relanzó su perfil de youtuber opositor del régimen de Abdelfatá Al Sisi. Se agigantó en Facebook hasta presumir de más de un millón de seguidores. "Consiguió lo que buscaba: fama. Pero es que no había nada. No había pirámide ni había inversores. En verano de este año, en 2020, le sitúan discutiendo con Rafael Salanova Roma, recriminándole que le había engañado", explican fuentes policiales.

Dinero, mansión y caballos

Si alguien fue engañado, éste fue la ciudadanía. La pirámide de las Tres Chimeneas no contaba con asesoramiento profesional: no había due diligence, ni plan de inversión, ni acompasamiento con el Plan Director Urbanístico (PDU) de desarrollo de la zona. La obra presentó con tres contratos de consultoría. Todos los documentos figuran en las denuncias remitidas a la Udef, Mossos d'Esquadra y la Agencia Tributaria (AEAT) por presunto delito fiscal. Los firmantes que colaboraron en el lanzamiento del proyecto no dudaron de Amlaak, la presunta constructora de Mohamed Aly. En realidad, su administrador había sido Yousef El Maliki, repartidor del Burger King de Mataró y chófer del magnate.

piramide tres chimeneas

 

Mohamed Aly, con un caballo en la hípica de Palautordera: un testigo ha indicado a la Udef que pagó un equino en negro / CG

Nadie preguntó, tampoco, si había que esperar a que resolviera la petición de extradición de Aly a Egipto. El businessman asegura que ha pedido asilo político en España. No lo ha formalizado porque entró como residente en el país comprando una mansión en Cabrera de Mar que le garantizó estancia hasta final de 2020. Sobre el tapete quedan también sus relaciones con el constructor barcelonés Mohmad Baia, o con su primo Safyeldin El Begawi, el que fuera su mayordomo y que huyó a Francia harto de las "corruptelas" del presunto empresario, según apuntan sus allegados. O la compra "en efectivo" de dos caballos de raza a la hípica Can Vila SL de Sant Esteve de Palautordera (Barcelona) en 2019. En al menos una de ellas, la denuncia a la Udef explicita que se hizo "en efectivo". O lo que es lo mismo, sin pagar impuestos.