Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antoni Cañete, presidente de Pimec / PIMEC

Pimec reclama un socio asiático que garantice la viabilidad del coche eléctrico de Seat

La patronal también espera que este proyecto cuente con las empresas catalanas como proveedoras del futuro coche

3 min

El compromiso de traer a la planta de Seat de Martorell la primera fábrica de baterías para coches eléctricos es posiblemente la noticia empresarial más positiva para Cataluña en lo que llevamos de año. Aún así, la patronal Pimec alerta de que todavía queda mucho trabajo por delante y ha reivindicado que el proyecto de vehículo enchufable priorice que las pymes catalanas sean proveedoras de material y servicios y ha planteado la posibilidad de que un socio tecnológico asiático se sume a la iniciativa para garantizar su viabilidad.

El presidente del grupo Volkswagen (VW), Herbert Diess, garantizó el pasado viernes, ante Felipe VI y el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, que la compañía alemana producirá vehículos eléctricos en los headquarters de la marca española, el complejo industrial de Martorell.

Tecnología asiática

Diess anunció que Seat se unirá a compañías como Telefónica, Iberdrola y Caixabank para impulsar el vehículo eléctrico, un consorcio que Pimec considera que "podría necesitar más refuerzo". Considera que "no queda claro" cuál de estas grandes empresas dispone de tecnología avanzada en movilidad sostenible. Recuerda que esta innovación se encuentra principalmente en Asia, por lo que "seguramente convendría" contar también con un socio tecnológico de China, Corea del Sur o Japón "para garantizar la viabilidad del proyecto".

La patronal liderada por Antoni Cañete, por otro lado, espera que este proyecto cuente con las empresas proveedoras catalanas, sobre todo pymes, teniendo en cuenta que, además de baterías, el vehículo eléctrico dispone de otros componentes como motores eléctricos o cargadores. "El sector de los equipos eléctricos es especialmente dinámico en Cataluña, con empresas líderes a nivel mundial como Circutor, Salicrú o Premo, entre otras", indica en un comunicado. Pimec también recuerda su experiencia al frente del Consorcio de Fabricantes de Material Eléctrico (Cofme).

Implicación de las administraciones

La patronal defiende que las administraciones públicas establezcan incentivos para la transición de esta pymes hacia el vehículo eléctrico. Por ello, propone crear una mesa de trabajo con carácter inmediato para asegurar la viabilidad y transversalidad del proyecto.

Considera que este espacio de diálogo tendría que estar presidida por el futuro conseller de Empresa de la Generalitat y tendría que convertirse en elemento clave de una nueva política industrial en Cataluña. Por ahora, la petición queda sobre la mesa.