Menú Buscar
El presidente de Pimec, Josep González (c), junto al secretario general, Antonio Cañete (d), y el representante del comité ejecutivo Miquel Camps (i) / CG

Pimec reivindica su fortaleza económica respecto a otras patronales

González asegura que el más de medio millón de beneficios de la patronal de pymes le sitúan como los “mejores que se podían presentar en todo el Estado”

07.05.2019 13:53 h.
6 min

El presidente de Pimec, Josep González, ha sacado pecho este martes de la fortaleza económica de la patronal de pymes catalanas. Ha asegurado que el resultado auditado de la organización arroja 511.000 euros de beneficio y 15,5 millones de facturación, unas cifras que para el líder empresarial son “las mejores que se podían presentar en todo el Estado una entidad como nosotros”. “Hace poco que se presentaron los resultados de Foment del Treball”, ha remarcado.

La organización empresarial ha conseguido mejorar la partida de ingresos, que en 2017 alcanzó los 15,46 millones, pero no la de ganancias. El superávit del ejercicio pasado se situaba en los 687.000 euros. Con todo, el líder de Pimec se ha mostrado muy complacido con el resultado económico y la evolución de la patronal, que asegura que avanza en número de socios y actualmente ya se sitúa “sobre los 128.000 o 130.000” empresarios de pymes y autónomos.

Toques a Foment del Treball

Ha reivindicado que el fiscalizador de las cuentas de la organización “ha encontrado una diferencia de 2.000 euros” en las cuentas que habían presentado en un primer momento. En cuanto a la partida de ingresos, también ha señalado que las aportaciones públicas son mínimas en la organización. “El 48% son cuotas de servicios y acuerdos; el 30% de formación; el 14% de proyectos cofinanzados y el 8% restante de partidas institucionales, finanzas y otros”, ha explicado González.

Otro de los elementos que ha remarcado el presidente de Pimec es la apertura de una delegación en Lleida, una oficina que le permite tener representación en todas las provincias catalanas. “Y lo hemos abierto sin patrimonio sindical, como sí ocurre con muchos casos”, ha declarado el presidente en un toque entre líneas al origen del patrimonio inmobiliario de otras patronales.

González reconoce que les “gustaría” poder sacar rédito de esta capacidad, pero la opción que han elegido es la de usar “dinero propio y endeudamiento”.

Paridad en la representatividad

A pesar de los toques que ha dado a Foment del Treball, González ha aplaudido el pacto de la representatividad, el reparto del poder en las mesas de negociación colectiva y el reparto de subvenciones públicas tras una pugna judicial que se ha prolongado durante 12 años.

“Por fin se ha hecho justicia”, ha asegurado el presidente patronal. Manifiesta que se ha llegado a un punto de acuerdo gracias a la actuación de “Foment del Treball, la Generalitat y Pimec” y que este dibuja un reparto del “50% para Foment y el 50% para Pimec, además de anular la mayor representatividad que tenía Fepime” como consecuencia de una sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) hizo a finales de 2017.

Asegura que la “paridad ya se cumple” y que espera que enterrar el hacha de guerra sirva para “mejorar las relaciones” entre las dos patronales que actúan en Cataluña a imagen y semejanza a la unida de acción de la patronal.

Elecciones a las cámaras de comercio

Con todo, ha hurgado en un punto de desencuentro que se ha dado en las últimas semanas a raíz de las polémicas elecciones a las Cámaras de Comercio. Ha pedido de nuevo a Foment que alcancen un pacto con ellos para repartirse las seis sillas destinadas a las patronales en el pleno de la organización de dinamización empresarial de Barcelona, una petición que asegura que sale de la “candidatura encabezada por Enric Crous y José María Torres”.

En cuanto a los motivos que impidieron alcanzar un pacto con anterioridad a que se presentaran las listas de las patronales, González se ha limitado a señalar que son “profundas”. Ha pasado por alto que el motivo del desencuentro fue su petición de incluir a José María Torres en la lista patronal, una salvaguarda por si no conseguía su propio epígrafe. Hecho que propició la negativa de la gran patronal que solicitó neutralidad en los comicios, ya que tiene a afiliados en las candidaturas de Crous, la liderada por Carles Tusquets y la de Ramon Masià.

El presidente de Pimec también ha querido matizar de forma pública la participación de la patronal de pymes en estos comicios en el impulso a Crous y Torres. “No es nuestra candidatura, le damos apoyo”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información