Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un empleado practicando el teletrabajo / EP

El 53% de las pymes catalanas mantendrá el teletrabajo tras la pandemia

Pimec reclama la regularización del empleo a distancia para que sea “estable y bien estructurado”

3 min

El 53% de las pymes catalanas han incorporado el teletrabajo a su rutina a consecuencia de la pandemia de coronavirus. Así se detalla en un informe presentado este jueves por Pimec, que detalla que el grueso de las empresas han mantenido el trabajo a distancia a una parte de su plantilla tras el estado de alarma. Ante este panorama, la patronal reclama la regularización de esta modalidad para que sea “estable y bien estructurada”.

La pandemia de coronavirus ha impulsado el teletrabajo a la carrera sin que muchas empresas supieran cómo aplicarlo de forma correcta. De hecho, muchas de ellas tuvieron que sumarse a la ola con prisas para sostener la actividad durante la alerta sanitaria. Una semana antes del inicio del confinamiento, el pasado marzo, eran el 21,6% de compañías las que preveían aplicar esta modalidad. La semana siguiente pasaron a ser el 61% y en mayo ya eran dos de cada tres, según la encuesta realizada por Pimec.

"Ha venido para quedarse"

“El teletrabajo ha venido para quedarse y aportará confianza empresarial y compromiso de los empleados”, ha sostenido el presidente de la organización de pymes, Josep González, en un encuentro telemático en el que también ha participado el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir El Homrani (ERC).

 

 

Ahora, superado el estado de alarma, el teletrabajo sigue vigente en el 53% de las compañías, que lo aplican sobre una parte de la plantilla. La opción más extendida es la de jornada completa durante algunos días de la semana. Pese al cambio a la modalidad a distancia, el 54% seguirán con los horarios laborales previos a la pandemia.

Suministro de equipos

Otra de las cuestiones sobre las que la patronal ha puesto interés es la necesidad de que sean las empresas las encargadas de suministrar los equipos de trabajo a sus empleados, como ordenadores, para que realicen sus labores a distancia. De hecho, este es el principal gasto que deben soportar las compañías, según el 58,4% de los encuestados, seguido del suministro de servicios adicionales como el teléfono o internet, en el 51,6% de los casos.

A este respecto, El Homrani ha subrayado que el teletrabajo debe ser “un medio para modernizar la organización del trabajo”, al tiempo que ha señalado que “el presencialismo no significa productividad”. Con todo, los servicios jurídicos de la patronal han recordado que esta modalidad no puede ser una "imposición" por parte de la empresa y siempre se deberá aplicar de forma voluntaria y consensuada por ambas partes.

Destacadas en Business