Menú Buscar
Josep González (2d), presidente de Pimec junto al secretario general, Antonio Cañete (2i), y los miembros del comité ejecutivo Miquel Camps (d) y Carme García (d) / CG

Pimec exige al Gobierno catalán que se centre en “hacer que la economía funcione”

La patronal de pymes encabezada por Josep González asegura que se debería templar el conflicto político y advierte de que “el liderazgo económico no se hace solo”

11.12.2018 12:22 h.
5 min

El presidente de Pimec, Josep González, ha reclamado este martes al Gobierno catalán que se centre en “hacer crecer más la economía y gobernarla con firmeza e inteligencia”. Recuerda que el conflicto político permanente no es bueno para la actividad y exige que tanto los líderes políticos estatales como los catalanes aparquen la “escalada de declaraciones” que minan la estabilidad.

“Somos la región más potente desde el punto de vista industrial”, ha señalado el ejecutivo, “pero el liderazgo económico se debe mantener, no se consigue solo”. Ha denunciado que aún persisten frenos en el desarrollo de la actividad productiva, como la excesiva burocracia en conseguir “licencias o permisos de todo tipo” o el coste del suelo. Además de afear que no se hayan puesto en marcha políticas que se reclaman de forma insistente cada ejercicio como “estimular las ampliaciones de actividad, hacer atractivas nuevas inversiones o incidir en el alto coste energético”. 

Falta de mano de obra

Incluso ha reclamado que la Generalitat “revise las políticas sociales” por la falta de mano de obra, tanto cualificada como no cualificada, que se necesita en el tejido pyme catalán. “Tenemos un paro alto, pero no encontramos a gente preparada” ante los requisitos laborales que se piden. Y no sólo se trata de perfiles profesionales capaces de responder a las nuevas demandas de la llamada industria 4.0 o de los cambios que ha introducido tanto en el sector productivo como el del los servicios los avances en digitalización. Se lamentan carencias incluso en los perfiles más básicos de la actividad.

Esta problemática propicia una advertencia de la presidencia de Pimec: “Cataluña no es líder en estos temas, Aragón y otras comunidades hacen mejor las cosas”. González indica que para resolver estos problemas se requieren consensos entre el Gobierno central, el autonómico e incluso los diferentes poderes municipales, algo poco asumible con la nueva escalada de tensión del procés.

Acuerdo entre España y Cataluña

“Dentro de nuestra neutralidad política, que nos ha costado muchos equilibrios, nos preocupa mucho la escalada de declaraciones, de todos ellos”, ha manifestado el líder empresarial. Apremia por un “acuerdo entre España y Cataluña” que tendría como uno de los primeros efectos incidir en la “mejora de la economía”.

En este contexto, reitera que la aprobación de los presupuestos de la Generalitat sería una señal positiva de estabilidad. Aunque reconoce que ahora es una posibilidad más compleja que hace un mes, cuando Pimec hizo por primera vez una petición en este sentido.

Preocupación por otro 155

La patronal de pymes catalana asegura que si la escalada de tensión se traduce en una nueva suspensión de la autonomía tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución “con razón o sin ella, sería una señal de crisis para Cataluña y sólo lo podríamos leer en esta clave”. González reconoce que al empresariado les “preocupa mucho que llegáramos a esta situación”. Además de afear que algunas formaciones, como PP y Cs, reclamen “desde hace meses” que se active.

Aunque considera que por ahora no se dan las circunstancias para llegar a este escenario, pide que se atemperen los ánimos políticos. Por un motivo pragmático, para que una nueva crisis política no impacte de nuevo en de forma negativa en la economía catalana.

La actividad ha resistido el envite de la declaración simbólica de la república que se hizo hace un año, pero hay temor existe temor en el empresariado catalán de las consecuencias de que se vuelva a repetir. Más, en un contexto internacional que lleva a una desaceleración del crecimiento económico.