Menú Buscar
El presidente de Pimec, Josep González (c), junto al secretario general, Antonio Cañete (d), y el representante del comité ejecutivo Miquel Camps (i) / CG

Así se moja la patronal de pymes en las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona

Pimec se vuelca en conseguir que la candidatura de Enric Crous consiga el máximo número de apoyos posibles para colocar a sus hombres en la organización

04.05.2019 22:04 h.
4 min

Las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona implican que Pimec se haya centrado en los comicios de una forma inaudita hasta la fecha. La patronal de pymes se emplea a fondo incluso durante el fin de semana para movilizar al máximo número de votos a favor de lacr candidatura encabezada por Enric Crous.

Fuentes próximas a la organización empresarial señalan que consideran una prioridad conseguir que salgan elegidos los nombres que aportaron a la lista independentista que se gestó en Femcat y está liderada por el exdirector general de Damm y Cacaolat. Buscan ganar fuerza en una organización de derecho público que está en plena reconfiguración y que sufrió tras la desaparición de las cuotas obligatorias, pero que está más cerca que nunca del poder político en el territorio. Especialmente el que implicará la configuración de la futura Cámara de Comercio de Cataluña que la consejería de Empresa y Conocimiento quiere abordar tras unos comicios que han levantado polvareda por el sistema de voto electrónico y por el uso de los certificados digitles.

Certificados digitales gratuitos

La cúpula de Pimec pide desde que se iniciaron las votaciones el jueves pasado a todos sus asociados. A los “gremios, asociaciones y federaciones” que tienen derecho a participar, tal y como consta en los mensajes que se han divulgado entre el empresariado de la institución firmados por su presidente, Josep González.

Incluso mantienen durante los comicios su estrategia de facilitar de forma gratuita los certificados digitales que se requieren para votar a las empresas que no dispongan de esta documentación. Aunque la campaña de concluía en un primer momento antes del 2 de mayo, cuando se iniciaron las elecciones camerales, la información que se ha remitido desde la patronal este viernes aún se contemplaba esta posibilidad como válida.

Sin voto delegado

Eso sí, Pimec se ha apeado de la polémica del voto delegado. Ya lo hizo el martes pasado, antes de que se diera el disparo de salida al proceso y tras la denuncia sobre las implicaciones que propiciaba la dejar de la participación a manos de un tercero, ya que abre la puerta a una suplantación de identidad. Lo manifestó en una primera nota que remitió a sus afiliados, aunque la candidatura hizo oídos sordos a este posicionamiento.

Crous y Josep María Torres, la principal cara del equipo humano que aporta la patronal, han insistido hasta este viernes en la petición. Este comportamiento les ha propiciado varios correctivos por parte de la Junta Electoral Central (JEC), que está controlada por la consejería a través de la número dos del departamento, Marta Felip.

Bases de datos

La movilización de la patronal de pymes catalana para dinamizar la participación en estas elecciones llega al punto de que se haya trabajado de forma individual las comunicaciones que han salido de la patronal. A cada sector de actividad se le ha indicado a quién tiene que votar, ya que los comicios camerales se dividen en 40 epígrafes, las sillas del pleno que se repartirán en las urnas.

Desde las candidaturas rivales indican que este comportamiento podría implicar un cruce de datos que podría bordear la legalidad. Especialmente si se tiene en cuenta que ya se ha pedido la actuación de la Agencia Española de Protección de Datos por el uso de la información personal de los electores potenciales.