Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Pimec, Antoni Cañete / CG (Aleix Mercader)

Pimec aprueba un presupuesto expansivo para 2022

La asamblea de la patronal avala unas cuentas de casi 20 millones para reforzar la formación a pymes

3 min

La asamblea de socios de Pimec ha aprobado un presupuesto con más gasto para 2022. Tal y como ha explicado el presidente de la patronal, Antoni Cañete, la entidad prevé cerrar este año con unos ingresos de 19,6 millones de euros, un 11% más que en el ejercicio precedente.

Esta alza, motivada en parte por el crecimiento sostenido de socios, permitirá incrementar un 46% el capítulo de actividades formativas para las empresas. Además, la organización subirá este año un 3% los sueldos de sus 200 trabajadores.

Aumento de socios

En el último ejercicio, la patronal elevó sus ingresos totales un 7%, hasta los 17,6 millones de euros, por el ligero incremento del número de socios (un 6%) y de los servicios y proyectos (un 25%) –en este capítulo se contabilizaron una serie de proyectos público-privados acordados en 2020 pero ejecutados en 2021–.

En total, la organización empresarial gastó 16,8 millones en el último curso, fundamentalmente en el apartado formativo. Por tanto, obtuvo un superávit de 755.000 euros.

Cambios estatutarios

En paralelo a la aprobación del nuevo presupuesto, la dirección de la patronal ha propuesto una batería de modificaciones en sus estatutos que ha sido aprobada por unanimidad. 

“Queremos democratizar al máximo la entidad para darle la máxima importancia a los socios”, ha explicado Cañete.

Democracia interna

Para ello, la organización acentuará su carácter no partidista –”practicamos política económica y empresarial, pero no de partido”, ha aclarado el líder de Pimec– y endurecerá los requisitos para optar a los cargos internos. En concreto, se exigirá un año de antigüedad para poder participar en las elecciones y dos para presentarse como presidente.

Por otro lado, se mejorará el régimen documental y de preservación de datos y se blindará el régimen de protección del patrimonio social; ahora, las ventas de patrimonio mayores de tres millones de euros tendrán que ratificarse por la asamblea.

“Voz propia” para las pymes

Cañete también ha comentado los dos principales problemas a los que se enfrentan las pequeñas y medianas empresas: el encarecimiento de materias primas como la energía, que comportan un incremento de la inflación, y la ruptura de las cadenas de pago. El presidente ha reclamado “voz propia” para las pymes en este contexto macroeconómico adverso.

Durante la asamblea, se ha reconocido como socios honorarios a Joan Ignasi Torredemer, Ramon Pons y Joan Rigol. En el acto han participado el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, así como el presidente de la Federación Ucraniana del sector turístico y miembro de HCU, Pablo Babenko.