Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mansión modernista en Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA

La mansión modernista del pueblo más caro de Cataluña se vende por 9 millones

La villa reconvertida en un hotel de 46 habitaciones dispone de piscina y una hectárea de jardines

2 min

De mansión modernista a hotel de lujo. Una espectacular villa con piscina reconvertida en establecimiento hotelero de 46 habitaciones ha salido al mercado a un precio de 8,8 millones de euros.

La propiedad está ubicada en Sant Andreu de Llavaneres, localidad barcelonesa que alberga la calle más cara de Cataluña, y se ofrece en portales inmobiliarios como Idealista. El palacete fue construido en 1920, acabó mutando en un exclusivo negocio hotelero y fue remodelado en el 2000.

La piscina de la mansión modernista en Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA
La piscina de la mansión modernista en Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA

Amplios jardines

El inmueble cuenta con con amplios comedores y salones, un local social, jardines y todo tipo de comodidacdes. Su ubicación resultará interesante para los amantes del golf: tiene dos campos cerca, además de un centro comercial, un puerto deportivo y las playas de la costa del Maresme.

La propiedad de aires palaciegos dispone de 3.521 metros cuadrados distribuidos en dos edificios, el principal y un anexo. Su parcela de terreno abarca 12.705 metros cuadrados e incluye terrazas y jardines a distintos niveles con varios escondites y rincones que conservan el estilo modernista.

Uno de los salones de la mansión modernista a la venta en Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA
Uno de los salones de la mansión modernista a la venta en Sant Andreu de Llavaneres / IDEALISTA

Piscina con local

La piscina, de 20 metros de largo y diez de ancho, está junto al local social. En el interior de la mansión, destacan los ornamentos de arquitectura modernista, aunque otros elementos como los 33 baños están reformados.

Una de las pocas asignaturas en las que la lujosa villa suspende es el de la eficiencia energética: la estancia, que se calienta con gas natural, saca la peor nota, una G. Durante su historia como hotel (entre 1958 y 2012), se hospedaron aristócratas y conocidos jugadores de fútbol.