Menú Buscar
Rascacielos del distrito central de negocios de Pekín, el 19 de enero de 2017 / EFE

El PIB de China crece en 2016 al ritmo más lento desde 1990

La ralentización del crecimiento económico del país asiático se consolida con un avance del 6,7% con respecto al año anterior

2 min

La moderación del avance económico de China se ha consolidado este 2016. El PIB del gigante asiático creció el año pasado el 6,7% con respecto a 2015, cuando el aumento fue del 6,9%. Esto supone que ha alcanzado el ritmo más lento desde 1990. La Oficina Nacional de Estadísticas del país ha dado a conocer este viernes los resultados de la segunda economía mundial, que ve como positivos.

Y es que el impulso del último trimestre (un crecimiento del 6,8%, levemente mejor de lo esperado) ha compensado los malos resultados con los que empezó el año, con caídas de la moneda y los mercados de valores chinos. El volumen de su economía ha alcanzado unos 10,14 billones de euros (74,41 billones de yuanes).

La ralentización es un hecho, y la decisión del Gobierno de Pekín de doblar el gasto para alcanzar los objetivos de crecimiento para 2016, como finalmente ha sucedido, hacen dudar a especialistas.

El sector servicios se impone

Por segundo año consecutivo, el sector servicios ha alcanzado un peso superior a la mitad de la economía china, con el 51,6% de la actividad, lo que significa un avance con respecto al 50,2% que representó en 2015. El crecimiento de este sector ha sido del 7,8%, por lo que se impone frente a la producción de bienes de bajo coste. Aun así, la industria también experimentó un aumento, del 6,1%, y el sector primario avanzó el 3,3%.

Las previsiones para 2017 se centran en una disminución de las ya débiles exportaciones, situación que un Gobierno estadounidense proteccionista de Trump podría empeorar. Se espera que continúe la depreciación del yuan. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó esta semana su previsión de crecimiento para China al 6,5% para 2017 y al 6% para el año siguiente.