Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El director de sostenibilidad de Philip Morris International, Miguel Coleta, durante su intervención en South Summit 2021 / ROMAN

Philip Morris apuesta por reducir el impacto de sus productos en la salud de las personas

La compañía tabaquera pretende que 40 millones de fumadores se pasen a las alternativas sin humo en 2025

3 min

El director de sostenibilidad de Philip Morris International, Miguel Coleta, ha abordado el papel de la sostenibilidad en la transformación en la que se encuentra inmersa la compañía tabaquera, con el objetivo de reducir el impacto negativo de sus productos. En el marco del South Summit 2021, centrado esta edición en la sostenibilidad e iniciativas transformadoras, Coleta ha subrayado que “como empresa tabaquera, el mayor compromiso que podemos tener con la sociedad es reducir el impacto de nuestros productos en la salud y por ello, estamos impulsando una transformación sin precedentes”.

El propósito de la compañía es abandonar los cigarrillos y que más de 40 millones de fumadores adultos, que de otra manera continuarían fumando, se pasen a estas alternativas libres del humo para 2025.

Superar la nicotina

Coleta ha explicado que el futuro de Philip Morris International pasa por “generar un impacto positivo poniendo en valor nuestras competencias en biociencia, innovación de productos e investigación clínica” para expandir la cartera de productos “más allá del tabaco y la nicotina”. Según el Informe Integrado 2020, el objetivo es que para el 2025 al menos 1.000 millones de dólares de los ingresos de la compañía procedan de los productos “más allá de la nicotina”.  

Además de los objetivos relacionados con la transformación del negocio y su visión de alcanzar un futuro libre de humo, Philip Morris ha desarrollado una hoja de ruta para 2025 con metas relacionadas con la sostenibilidad, que van desde la comercialización responsable y la prevención del acceso de los jóvenes, hasta la gestión de los residuos posconsumo. Coleta ha destacado que el cambio climático es el desafio de esta era por lo que la compañía pretende alcanzar la neutralidad neta de carbono de las operaciones directas de la compañía en 2030 y de toda la cadena de valor para el 2050. En 2020, la compañía ya ha logrado importantes reducciones absolutas de emisiones de CO2, incluida una reducción del 26% en sus operaciones directas y una reducción del 18% en toda su cadena de valor.