Menú Buscar
Un hombre encendiéndose un cigarillo

Philip Morris destina 785 millones de euros a reducir el número de fumadores

La compañía se suma a otras marcas de consumo que impulsan iniciativas para suavizar los efectos que producen en la salud

5 min

En el pecado llevan la penitencia. Multinacionales del tabaco​ y la alimentación financian proyectos para reparar el daño causado por las adicciones que generan. Philip Morris destina 785 millones de euros a la Fundación para un Mundo Libre de Humo. Coca-Cola reconoce, sólo en España, un pago de 4,5 millones de euros a sociedades de nutrición y salud y centros universitarios para suavizar el impacto de la obesidad en la población por el consumo excesivo de bebidas azucaradas.

Eliminar el hábito de fumar

Entrada de la sede de Philip Morris

Entrada a la sede de Philip Morris

Fundación para un Mundo Libre de Humo es la entidad apadrinada por Philip Morris, cuyo objetivo es realizar investigación independiente para ayudar a "eliminar el hábito de fumar en todo el mundo". Durante los próximos 12 años destinará 785 millones de euros a reducir el número de fumadores. Aunque la multinacional ha reclutado a reputados científicos de la Unión Internacional contra la tuberculosis y la enfermedad pulmonar para este loable proyecto, existe un gran escepticismo sobre sus posibilidades de éxito.

Cuando 123 grupos de salud escribieron una carta abierta a la tabacalera el año pasado instándola a detener la producción, comercialización y venta de cigarrillos, el jefe de la compañía, André Calantzopoulos, dijo que esto sería inútil: otras compañías llenarían inmediatamente la brecha.

¡Ojo! con las donaciones de caridad

Los gobiernos deben imponer restricciones más severas a la industria del tabaco para evitar el uso de las obras de caridad para influir en una política favorable al sector. Es la recomendación del Grupo de Investigación sobre el Control del Tabaco de la Universidad de Bath (Inglaterra), tras analizar documentos sobre la industria del tabaco que salieron a la luz con motivo de un litigio en Estados Unidos. En su informe, los investigadores revelan las múltiples formas en que las tabacaleras utilizan las donaciones de caridad para cambiar la percepción pública y política del gobierno de turno.

Un cigarrillo consumiéndose en la mano de un hombre

Un cigarrillo consumiéndose en la mano

Ante las restricciones para fumar en lugares públicos, implantadas por varios gobiernos, British American Tobacco (BAT) hizo grandes donaciones a instituciones de educación, organizaciones de salud y organizaciones no gubernamentales para aumentar su influencia política. “El dinero se destinó a formar alianzas con organizaciones no gubernamentales, con la esperanza de aprovechar los vínculos con los responsables políticos con el fin de entrar en asociación directa con los ministerios del gobierno”, señalan los investigadores.

El estudio también encontró pruebas de que las donaciones se utilizan para desviar la atención de la gravedad de la epidemia de tabaquismo, poniendo de relieve otros riesgos para la salud. 

Coca-Cola se exculpa de la obesidad

Botellas de Coca-cola en la estantería de un supermercado

Botellas de Coca-Cola en la estantería de un supermercado

Coca-Cola España reconocía en 2016 un pago de 4,5 millones de euros a sociedades de nutrición y salud y centros universitarios para suavizar el impacto de la obesidad en la población por el consumo excesivo de bebidas azucaradas. La compañía señala en la web que lleva cinco años apoyando la formación continuada de profesionales de la salud en el área de conocimiento de la nutrición que, junto con la ayuda a través de becas a proyectos de investigación, ha posibilitado el desarrollo de acciones relacionadas con la concienciación de un estilo de vida saludable.

La nutricionista norteamericana Marion Nestle documentaba en 2014 un secreto a voces: las multinacionales de alimentación financian informes controvertidos como el que niega que el consumo de frutas y verduras ayude a perder peso. Publicado en American Journal Clinic entre sus patrocinadores, según revela la nutricionista, se encuentran además The Coca-Cola Company, su filial española Coca-Cola Iberia, y otros gigantes del sector de bebidas y alimentación.