Menú Buscar
Hotel Sitges, propiedad de la familia Grau, que ha asestado un duro golpe al plan hotelero de Ada Colau en Barcelona / CG

Los dos grupos hoteleros que han hecho saltar el plan de Colau

Olivia Hotels, cadena de Manuel Valderrama, y la firma Hermanos Grau Badia, especializado en establecimientos de tres estrellas, están detrás de los recursos estimados

Cristina Farrés / Ignasi Jorro
02.08.2019 12:42 h.
4 min

El plan para limitar la proliferación de hoteles en Barcelona que impulsó en la legislatura pasada el equipo de la alcaldesa Ada Colau, el llamado Peuat, ha recibido este viernes un alud de resoluciones que lo enmiendan. En su totalidad o de forma parcial según los argumentos que han esgrimido ante la Sección Tercera de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Hay dos grupos que han conseguido la anulación total.

El primero de ellos es Olivia Hotels, la firma liderada por Manuel Valderrama. Este hotelero tenía uno de los 35 alojamientos turísticos que atrapó la moratoria de licencias, en 2015, y el Peuat, en 2017. Otros 45 establecimientos sí pasaron el corte porque tenían licencia previa. El caso de Valderrama es curioso porque el directivo ya encajó la paralización de otra iniciativa situada en Ciutat Vella: el hotel del Palau. El ejecutivo trató de abrir un hotel de lujo situado junto al Palau de la Música, pese a que él mismo fue condenado, y absuelto por el TS, por presionar para recibir los permisos. Era una pieza separada de la macrocausa por el expolio del Palau. El equipo de Janet Sanz, la concejal que pilotó la redacción del Peuat, se lo tumbó en 2017. Ahora, Valderrama se cobra su pequeña venganza y deja el plan hotelero al borde de la suspensión.

Hermanos Grau Badia, el grupo en la sombra

El otro denunciante que ha conseguido torpedear el Peuat y conseguir su nulidad integral es una firma menos conocida para el gran público. Se trata de la compañía Hermanos Grau Badia, un grupo hotelero catalán formado por los hermanos Maria del Carmen, Marta Isabel, José Luís y Pedro José Grau Badia y que empezó a operar en 2012 en la ciudad de Sitges (Barcelona).

Es allí donde tienen su joya de la corona, el Hotel Sitges, de tres estrellas. Pero también cuentan con un establecimiento ubicado al lado de Las Ramblas, en la calle del Carmen del Raval. Es el desarrollo de este complejo, el Hotel Viena, el que ha propiciado que el grupo familiar se lanzara contra la normativa municipal. 

Voto particular

Han conseguido tumbar el Plan Especial Urbanístico para la regulación de los establecimientos de alojamiento turístico, albergues de juventud, residencias colectivas de alojamiento temporal y viviendas de uso turístico en la ciudad de Barcelona al alegar cuestiones como la vulneración de la libre competencia y la seguridad jurídica o ir en contra de la normativa urbanística. Finalmente, el TSJC les da la razón al considerar probado que la inexistencia de una evaluación económica y financiera de las actuaciones que se iban a desarrollar invalida la normativa.

Eso sí, la resolución cuenta con el voto particular de una de las magistradas que conforman la sala presidida por Manuel Táboas. La juez Isabel Hernández Pascual aprecia una “suficiente justificación de la ordenación establecida por el Peuat y su adecuación a la normativa europea”. Por ello contempla que no se debería anular en su totalidad como ha decidido la mayoría de la sala.