Menú Buscar
Vueling ha sembrado dudas con la creación de una sucursal en Canarias por motivos tributarios.

¿Peligra la sede social de Vueling en Cataluña?

La aerolínea de bajo coste abre una sucursal en Canarias y siembra las dudas dentro y fuera de la compañía

Ignasi Jorro
01.04.2016 17:53 h. Actualizado: 03.04.2016 10:36 h.
4 min

¿Planea Vueling abandonar Barcelona? La aerolínea de bajo coste ha sembrado dudas dentro y fuera de la compañía con el anuncio el jueves de una nueva sucursal en las Islas Canarias. Horas después de conocerse la noticia, que reveló el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, la operadora mantuvo una reunión con los sindicatos en el aeropuerto del Prat para calmar los ánimos.

El encuentro llegó tarde. Las dudas sobre la continuidad de la compañía aérea en Barcelona ya han permeado fuera del perímetro de la operadora. "¿Por qué abriría Vueling una sucursal fuera de Cataluña si no es por motivos políticos o tributarios? Oficialmente busca aumentar conectividad, pero hay otros ángulos, como el goteo de empresas que se van del territorio", valora un experto en aviación consultado por Crónica Global.

"Nos quedamos en Barcelona"

Preguntado sobre la cuestión, un portavoz de la operadora se ha mostrado tajante. "Vueling no se irá de Barcelona. Vueling continuará en la Ciudad Condal: es nuestro hub y estamos creciendo", ha señalado a este diario.

En el mismo sentido, la misma fuente ha indicado que la nueva sociedad no será una aerolínea filial o franquiciada. "No será un Vueling bis o exprés. Sería, y decimos sería porque es un proyecto sin confirmación, una sede administrativa para incorporarse a la Zona Especial Canaria (ZEC)", ha agregado.

Conectividad e impuestos

Oficialmente, la operación Vueling Canarias pivota sobre dos ejes. Uno, el aumento la conectividad en el archipiélago, donde los competidores Ryanair y Norwegian han echado el resto y baten en precio a la aerolínea de Javier Sánchez-Prieto. "Las extranjeras están ganando la partida. Vuelan más barato y están arañando mercado", afirma una fuente profesional.

La otra pata de la operación es la tributaria. La operadora se aprovechará de la Zona Especial Canaria (ZEC), con un impuesto de sociedades del 4%  (del 25% al 30% en la Península) y un Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), el equivalente al IVA, del 7% en lugar del 21%.

"Es evidente que el régimen tributario es un acicate para la atracción de empresas, tanto nacionales como internacionales.  Firmas españoles y extranjeras se establecen en Canarias para pagar menos", explica el abogado tinerfeño Alberto Álvarez, de Álvarez Abogados Tenerife.

Goteo de empresas

El malestar entre el personal por el anuncio de que Vueling se desdoblará más allá de su cuartel general en el Polígono Mas Blau de la capital catalana llega cuando varias empresas han anunciado su marcha de Cataluña por el clima político o razones impositivas. La última ha sido el bufete Lexaudit Concursal, como informó Crónica Global.

Antes, fueron otras como el gigante mundial de la publicidad WPP o la matriz de la sociedad del propio presidente del Gremio de Hoteleros de Barcelona (GHB), Jordi Clos.

Preguntado sobre la cuestión, el exabogado de Clickair, un gran conocedor de la situación de la operadora, da su veredicto. "El plan estratégico de la compañía no contempla un cambio de domicilio social por motivos impositivos. Yo atribuiría la decisión de Canarias al propio crecimiento de la aerolínea", concluye el letrado Joaquín Nebra.