Menú Buscar
Imagen de instalaciones de la Procuradoría mexicana. En la fotografía inferior, el empresario Pedro Topete.

Pedro Topete se sitúa en el centro de la investigación federal por extorsión a OHL México

La constructora española denunció al empresario por repetidas extorsiones vinculadas a una concesión de autopistas

Redacción
4 min

La Procuradoría General de la República ha reanudado la investigación federal contra Infraiber y su máximo responsable, dueño y presidente ejecutivo, Pedro Topete, esta misma semana. Los intentos de su abogado, e intimo colaborador, Paulo Díez Gargari, de denunciar el registro policial, y a los oficiales de la procuradoría (equivalente a la fiscalía española), por extralimitarse en sus atribuciones, solo han mantenido suspendida la investigación unas semanas, y se han alargado por el periodo navideño, aseguran fuentes próximas a la investigación.

Esos mismos medios también consideran que esas denuncias “son un recurso burocrático arriesgado pero utilizado por algunos abogados corporativos para dilatar los procesos”, pero “por suerte cada vez es mas inútil por la creciente eficiencia de la función pública mexicana”. 

Concesión polémica

OHL México ha presentado denuncia contra Infraiber y Pedro Topete por varios y repetidos episodios de extorsión. Entre otros, se incluye la visita que el empresario americano realizó a Madrid para exigir la compra de su concesión de control de tráfico rodado revocada por el Gobierno de su país tres años antes, por 300 millones de dólares. También se ponen en conocimiento de la justicia la insistencia, vía telefónica, de que "si no se arreglaba el asunto del SIVA, se crearía un gran escándalo para perjudicar”.

OHL mantiene la sospecha de que Pedro Topete esta detrás del desplome bursátil de la constructora en bolsa, mediante la "intervención y difusión de comunicaciones telefónicas ilícitas”, así como el envío de múltiples comunicados difamatorios a todo tipo de organismos e instituciones nacionales e internacionales, las inserciones publicitarias a página entera en diversos periódicos de información considerada falsa o la creación de la página web finalabuso.net.

Llamamiento a testificar

Las Autoridades Mexicanas actuaron de inmediato tras producirse la denuncia de OHL México con una investigación y una inspección en las oficinas de Pedro Topete. Los oficiales de la Procuradoría encontraron material para escuchas telefónicas y equipamiento de edición de video; además de grafismos originales de páginas de periódicos y webs.

Además se estrecha el círculo sobre Topete, ya que el registro incluía una notificación para que el empresario fuera a testificar. La comparecencia fue imposible: su abogado Paulo Díez Gargari confirmó que estaba fuera del país, y rehusó hacerse cargo de la notificación. El letrado ha actuado como apoderado de Infraiber en el registro y en las posteriores denuncias para retrasar la investigación policial del Ministerio Publico Mexicano, según fuentes del país centroamericano.

¿En Brasil?

Las mismas fuentes cercanas a la investigación sitúan a Pedro Topete en Brasil desde el inicio de la investigación por la denuncia de OHL Mexico y reconocen que es un país difícil para la extradición de ciudadanos mexicanos. Con todo, no testificar en repetidas ocasiones puede llevar a que sea emitida una orden de busca y captura internacional. Los investigadores también están sorprendidos por la dificultad de encontrar fotos públicas, en Internet, de Pedro Topete, y trabajan con una antigua de un documento público, la que se reproduce con esta información.