Menú Buscar
Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras, mantiene las inversiones ferroviarias a pesar del 28A / EFE

El Congreso definirá el nuevo peaje por circular por las autovías

El Gobierno abre el debate del nuevo modelo de pago de las carreteras del país días antes de que se levanten las barreras del primer peaje

3 min

El Gobierno ha anunciado este miércoles que abre el debate sobre cómo se debe pagar el mantenimiento de las carreteras de alta capacidad del país. El Ministerio de Fomento ha anunciado que se abrirán barreras en las concesiones de autopistas que decaigan, pero debe garantizar los ingresos necesarios para evitar que esta partida se cubra con los Presupuestos Generales del Estado.

Por este motivo es necesario dotar al país de algún tipo de peaje para los conductores. Un pago que sea “eficiente, equilibrado y homogéneo para todo el país y los territorios”, en palabras del secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, en una jornada sobre infraestructuras organizada por las patronal de constructoras y concesionarias Seopan y la de ingeniería Fidex recogidas por Europa Press.

Debate abierto

Será el Congreso de los Diputados el que definirá qué modelo se aplica. El “debate público” que anuncia el Ejecutivo socialista tendrá lugar en una Subcomisión específica que se constituirá en las próximas semanas en la Cámara Baja. Además de los responsables de Fomento, también participarán las empresas del sector (básicamente, las concesionarias), representantes autonómicos, expertos en la materia y otros agentes implicados.

Según Saura, se intentará llegar al mayor consenso posible entre todos los agentes. El gran objetivo es que el nuevo modelo de pago por usar la red de autovías y autopistas de titularidad estatal no decaiga ante un cambio de color político en Moncloa, que sea una propuesta a largo plazo.

Apertura de barreras

El secretario de Fomento ha defendido que el debate debe “cerrarse cuanto antes”, incluso se trabaja con el calendario de concluirlo “dentro de esta legislatura”. El socialista se ha mostrado optimista de poder implementar este cambio al entender que en el Congreso existe una “amplia mayoría” que apuesta por ello a pesar de la “actual compleja composición de la Cámara”.

“El Gobierno ha sido valiente y, en línea con otros países, ha querido abrir el debate”, ha reivindicado Saura. La negociación tendrá lugar de forma paralela al fin de las primeras concesiones de autopistas del país. El próximo 30 de noviembre se deberán abrir las barreras en el tramo de la AP-1 que discurre entre Brugos y Armiñón (Álava), operado hasta ese momento por Itínere Infraestructuras.

La medianoche del 31 de diciembre de 2019 se hará lo propio, si no hay un cambio de tercio del Gobierno de última hora, en el tramo de la AP-4 que une Sevilla y Cádiz y el de la AP-7 que transcurre entre Alicante y Tarragona. Ambas vías están operadas por Aumar, una filial de Abertis.