Menú Buscar
Una reunión entre Ada Colau y el exalcalde Xavier Trias / EFE

El PDeCAT apoyará el macrocontrato de limpieza de Colau

La aprobación de las bases del acuerdo de limpieza y recogida de basuras, el más importante del ayuntamiento, llevaba congelado varios meses por la falta de consenso con la oposición

5 min

El grupo municipal del PDeCAT apoyará en el próximo pleno del Ayuntamiento de Barcelona el nuevo macrocontrato de limpieza de la ciudad propuesto por el gobierno de Ada Colau. Así lo ha anunciado este viernes en rueda de prensa el exalcalde Xavier Trias, la concejal Francina Vila y la candidata del partido a las municipales, Neus Munté.

La aprobación de las bases del contrato de limpieza y recogida de basuras, con un presupuesto de 2.500 millones para ocho años, llevaba congelado varios meses. El pasado mes de julio el equipo de gobierno se vio obligado a retirar del pleno por segunda vez la adjudicación del contrato por la falta de consenso con los partidos de la oposición. 

"No podía acabar en un cajón"

Ahora el PDeCAT ha llegado a un acuerdo con el equipo de Colau para aprobar el contrato más importante de la ciudad, que representa un 10% del Presupuesto municipal. La contrata, que vence a final de año, estaba hasta ahora a manos de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). El nuevo contrato público que sustituirá al actual regirá de 2019 a 2027 y estará dividido en cuatro lotes por valor de 2.456 millones de euros.

Sobre el acuerdo, Xavier Trias ha explicado que su grupo apoyará la medida porque "un contrato de esta importancia no podía acabar quedando en un cajón". Asimismo, ha resaltado que el acuerdo entre ambas formaciones será bueno para la ciudad, para la alcaldesa y para el futuro ejecutivo municipal surgido de las próximas elecciones.

Modelo colaboración público-privada

El exalcalde ha añadido que el nuevo contrato responde al modelo de la colaboración público-privada, un tipo de gestión promovido durante años por su grupo municipal y con el que los convergentes se sienten cómodos. "Nos hemos pasado mucho tiempo con unas historias de que todo el mundo quiere municipalizar no sé qué servicios. Por suerte, en este caso ni se les ha ocurrido", ha dicho Trias, en referencia a los intentos de municipalización de servicios como la gestión del agua por parte del equipo de Ada Colau.

Tal y como señala Trias, en el caso de los servicios de limpieza los comunes no han llegado ni a plantear la posibilidad de remunicipalizar el servicio, por lo que han abrazado un modelo --el de las externalizaciones-- que critican en otras infraestructuras como el agua. 

Contenedores más bajos

El acuerdo entre Barcelona en Comú y el PDeCAT incluye un cambio en los contenedores, que serán más bajos para que los peatones y conductores tengan más visibilidad, y más innovadores, para fomentar el reciclaje y la generación de menores residuos, según ha explicado Neus Munté. Preguntados por los incentivos al reciclaje, los convergentes han explicado que tienen "la puerta abierta a las novedades tecnológicas" para poder poner en marcha inventivos en el futuro.

Otro de los puntos importantes del acuerdo consiste en una modificación del concurso. El PDeCAT ha negociado con los comunes que el precio del servicio se valore en un 15% en vez del 25% que representaba en la propuesta de los comunes. De este modo, se evitarán bajadas de precio que según los convergentes suponen en la práctica un empeoramiento de la calidad del servicio. 

Los convergentes también han anunciado que el acuerdo prevé aumentar el control de la ciudadanía sobre el servicio, con información sobre las horas de recogidas y la frecuencia.