Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos operarios colocan las placas del pavimento solar en las Glòries / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Un pavimento solar generará electricidad en la plaza de las Glòries

Se trata de una prueba piloto para proyectos similares en otras partes de la ciudad que invite a un cambio de modelo energético

2 min

La plaza de las Glòries es el espacio designado por el Ayuntamiento de Barcelona para llevar a cabo una prueba piloto con un nuevo tipo de pavimento solar que genera energía eléctrica. El pavimento fotovoltaico se colocará en una parcela situada a la altura del tramo de avenida Diagonal 254, frente a la conocida Torre Glòries.

Este pavimento generador fotovoltaico, que ocupa un área de 50 metros cuadrados, suministrará durante seis meses 7.560 kWh/h al año, la energía equivalente a tres hogares. El proyecto está concebido como un banco de pruebas para trabajos parecidos en otras partes de la ciudad. La instalación tendrá una potencia de nueve kilovatios de pico y aportará un ahorro de 2.722kg de CO2 al año.

Material sostenible

El consistorio explica que se trata de un cambio de modelo energético que apuesta por la autogeneración y el autoconsumo para un futuro más sostenible. El objetivo es reducir un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2030 respecto de 1992, y que la ciudad sea neutra en carbono en 2050.

Las baldosas, de un diseño modular de fácil instalación, están confeccionadas con recursos y materiales sostenibles, hechos con una base de plástico y vidrio reciclado altamente resistente y antideslizante conectado a módulos fotovoltaicos y cableado que abocará la energía a la red general. 

Un proyecto innovador

El proyecto lo gestionará el grupo empresarial leridano Sorigué, que cuenta con un presupuesto de 30.000 euros para esta prueba piloto. La compañía destaca que el objetivo es encontrar soluciones "innovadoras" que generen energía a través de infraestructuras existentes, como es el pavimento de la ciudad.

El Ayuntamiento de Barcelona ha recalcado que la propuesta afronta la "necesidad de dar respuesta a grandes retos de la transición ecológica y digital para hacer Barcelona más resiliente frente a nuevas crisis".