Menú Buscar
Pau Guardans, presidente de Barcelona Global y dueño de Único Hotels y 'Las Kellys' / FOTOMONTAJE CG

"El jefe de Barcelona Global me despidió por ser de 'Las Kellys"

Pau Guardans, presidente del 'lobby' empresarial y dueño de Único Hotels, echa a una empleada tras afiliarse a la asociación que dignifica a las camareras de piso

15.12.2018 00:00 h.
7 min

"El presidente de Barcelona Global me despidió por hacerme de Las Kellys". Pau Guardans, presidente del lobby empresarial y dueño de la cadena Único Hotels echó el 30 de noviembre a una empleada después de que ésta se afiliara a la reivindicativa asociación de camareras de piso.

Contactada por este medio, la cadena no ha querido comentar el asunto, que atribuye a "razones operativas". Sí lo ha hecho J., de 47 años y exgobernanta del Grand Hotel Central, un cinco estrellas situado en el corazón de Barcelona. "Llevaba 13 años en la empresa y era casi de la familia. Ayudaba a la esposa de Guardans en sus tareas personales y ella incluso me enviaba recados. Yo era gobernanta y llevaba bien mi departamento. Todo cambió cuando decidieron externalizar el servicio de pisos este año", explica J. a este medio.

Externalización frustrada

Al parecer y según J. y las pruebas que obran en poder de este medio, Único Hotels decidió subcontratar a sus camareras de piso en el Gran Hotel Central. Iban a pasar de VL30 SL, gestora del alojamiento, a Serviprest Mediterránea SL, una filial externa. Argumentó la gerencia que ello no iba a significar "ningún cambio", pero las empleadas se opusieron, ya que ello no les garantizaba las condiciones laborales. Contactaron con Las Kellys y éstas les explicaron que ello podía constituir cesión ilegal de trabajadores, algo que están combatiendo en el Congreso de Diputados.

'Sky bar' del Grand Hotel Central de Único Hotels, acusado de despedir a una empleada / CG

'Sky bar' del Grand Hotel Central de Único Hotels, acusado de despedir a una empleada / CG

Registraron su sección sindical el 22 de noviembre e inmediatamente Único Hotels paró la externalización. El día 30, J. era citada al despacho de la directora del Grand Hotel Central. "Me dijeron que estaba despedida. Sin motivo. Que abandonara las instalaciones inmediatamente. Les pregunté si me podía cambiar y fue el único momento en el que el abogado no me escoltó", agrega la trabajadora. Añade la empleada que "el hotel funciona bien, está a un 90% de ocupación media" y que la dejan en la calle "con tres hijos, sin motivo y por el solo hecho de afiliarse" al combativo grupo de camareras.

"Reincorporación por despido nulo"

Laie Advocats, el bufete que representa a J., considera que el despido es nulo. "Se trata de represión pura y dura por crear una sección sindical en una empresa. No pararemos hasta lograr la reincorporación", avisan. ¿Lo han conseguido? "De momento, la cadena no ha querido ceder, pero acudiremos a la senda legal si es preciso. Estamos aún dentro de plazo para hacerlo y creemos que no hay motivos objetivos para despedir. Las cifras no lo avalan. Preferimos antes que la enseña se lo replantee", avisan.

Desde el mismo bufete recuerdan que las intenciones de Único Hotels con sus camareras de piso del Grand Hotel Central es "un caso palmario de cesión ilegal de trabajadores". A este respecto, cabe recordar que el mismo despacho informó de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de febrero de este año que detectaba "conductas abusivas" de los empleadores con la cesión de trabajadores e instaba a los reguladores a acotar bien la materia para zanjarlas.

Precisamente, Laie es uno de los bufetes defensores de la llamada ley kelly, que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy se comprometió a estudiar en mayo y que tramita ahora la comisión de Empleo del Congreso de Diputados. Dicho cambio normativo impediría la intercesión de terceras empresas en la actividad principal de una empresa. Y la limpieza de pisos lo es en un hotel.

"No puedes presidir Barcelona Global y despedir así"

Otra de sus impulsoras es Vania Arana, portavoz de Las Kellys Barcelona. "Es inexplicable que un señor que preside una asociación que lucha por atraer talento, dinamizar la economía de la ciudad y hacerla más solidaria y tolerante como es Barcelona Global despida así a una empleada. ¿Es que el señor Guardans no tiene valores?", se pregunta la activista. Arana avisa a Único Hotels de que "les esperen" porque no cejarán en su empeño de lograr la reincorporación de J..

Pau Guardans, presidente de Barcelona Global y dueño de Único Hotels / CG

Pau Guardans (i), presidente de Barcelona Global y de Único Hotels / CG

Arana asegura que Único Hotels ya despidió a cinco trabajadores en 2016, dos de ellas mujeres embarazadas. "Las cesiones ilegales de empleados no ahorran dinero. Esclavizan y precarizan a los empleados", recuerda. Por su parte, J. insiste en que su departamento "nunca bajó del 9,2 de puntuación en Tripadvisor" y que no causaba pérdidas al hotel, al contrario. "Único está preparando la expansión en Mallorca --con el cinco estrellas Finca Serena-- para mayo de 2019. Su situación financiera no es mala", aclara.

Globalmente, tanto la afectada como la asociación que la defiende acusan a Guardans de ser como El otro yo del Dr. Merengue, una figura de cómic argentina con dos caras: rico y sonriente en público e iracundo privado. "No te puedes pavonear en foros públicos y dar lecciones de turismo de calidad cuando vulneras así los derechos humanos de una empleada que lo ha dado todo. Nos veremos por Navidad", remachan.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información