Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un alumno de FP, cuyo desarrollo Dual negocian patronales y sindicatos en Cataluña hasta enero / EUROPA PRESS

Patronales y sindicatos ultiman el pacto de la FP Dual en Cataluña

La retribución de los aprendices y el blindaje de los profesores son los dos últimos escollos para que la Generalitat saque adelante la resolución del sector

5 min

El desarrollo de la Formación Profesional (FP) en Cataluña dará otro paso adelante a mediados de enero. Este es el calendario que los agentes sociales ven factible cumplir para aprobar la resolución que active el nuevo modelo de la llamada Dual, la parte de la reforma en la que tropezó el Govern en junio. Entonces se retiró una primera iniciativa en este sentido y generó un cambio de planteamiento del Ejecutivo.

La Generalitat no contó en el primer momento con la voz de Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT para desarrollar una de las políticas que se consideran más importantes para ser la “pasarela de los alumnos a un mercado laboral de calidad”, tal y como indican fuentes del sindicato liderado por Javier Pacheco. Tuvo que rectificar.

Concertación social

Tras el rechazo de los agentes sociales, se decidió dar un paso atrás e iniciar una negociación que se mantiene hasta la fecha y que se dirige desde la consejería de Trabajo y Asuntos Sociales, encabezada por Chakir El Homrani (ERC). También participan en ella de forma activa los departamentos de Educación, que lidera Josep Bargalló (ERC), y Empresa y Conocimiento, con Àngels Chacón (JxCat) como responsable.

Tras pactar las bases de todo el modelo de FP catalán en agosto, el punto de partida que llevaba atascado desde 2015 por los problemas de entendimiento entre consejerías, ahora se avanza en definir cómo se brindará un verdadera formación dual a los alumnos catalanes. Es decir, la que incluirá un currículum con clases teóricas en el aula y prácticas en empresas del sector en el que se desarrolla una actividad concreta.

Retribución de los aprendices

El grueso del debate se ha abordado tras las vacaciones de verano y queda sólo cerrar los últimos flecos, tal y como reconocen patronales y sindicatos catalanes. No son precisamente menores. El primero de ellos es fijar la retribución que recibirán los aprendices, ya que la FP Dual incluye recompensar el trabajo que se realice en los centros de trabajo aunque sea en esta fase de aprendizaje.

El presidente de la Generaliat, Quim Torra (c), junto a Antonio Cañete (Pimec), Josep González (Pimec), Javier Pacheco (CCOO), Camil Ros (UGT) y David Tornos (Foment del Treball) / PIMEC
El presidente de la Generaliat, Quim Torra (c), junto a Antonio Cañete (Pimec), Josep González (Pimec), Javier Pacheco (CCOO), Camil Ros (UGT) y David Tornos (Foment del Treball) / PIMEC

La propuesta que la Generalitat ha defendido a lo largo de todo el proceso es llegar al 70% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Con todo, los sindicatos recuerdan que era el planteamiento de antes del incremento hasta los 900 euros mensuales que entró en vigor en enero. Implicaba pagar unos 500 euros a los aprendices, una cifra que la parte social aspira a superar.

Protección del profesorado

Otro de los temas puntillosos que se abordarán a principios de 2020 es la protección que se da al actual profesorado de FP. De nuevo, los sindicatos han alertado que la definición curricular pone en riesgo la continuidad del empleo de docentes y exige garantías de continuidad de empleo para el colectivo. Además de pedir que se les dé voz para definir cómo se implementa.

Esta es otra de las cuestiones que genera inquietud entre los agentes sociales. Representantes de la parte empresarial y la social dejan claro que sin una dotación presupuestaria el modelo catalán de FP Dual está condenado al fracaso.

Necesidad de presupuesto

Ven con cierto optimismo --y con posicionamientos divergentes en el fondo-- el avance que supone el acuerdo fiscal entre ERC y los comunes para aprobar las cuentas públicas de 2020 de la Generalitat, donde consideran que no habrá mayores problemas para reforzar la financiación de esta salida educativa. Especialmente por los anuncios públicos que varios miembros del Govern, incluido el presidente Quim Torra (JxCat), han hecho hasta la fecha a favor del modelo de capacitación laboral.

El gran temor actual es que esta posición pública se limite a la propaganda. Reclaman definición y recursos específicos para que la resolución sobre la FP Dual que ultiman salga adelante en su totalidad. Sin financiación, será papel mojado.