Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Pimec, Josep González (i), y el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre. Patronales catalanas / EUROPA PRESS

Patronales y sindicatos esperan el fracaso “total” del proyecto de Canadell en el Parlament

Los agentes sociales se oponen “frontalmente” a la ley de cámaras y advierten de que irán a los tribunales si prospera

7 min

Las patronales y los sindicatos se oponen “frontalmente” a la ley de cámaras que tramita el Parlament y que es el gran proyecto del activista independentista Joan Canadell al frente de la Cámara de Comercio de Barcelona. La advertencia es clara: irán a los tribunales si prospera, al entender que vulnera la Constitución y el Estatut y busca una representatividad en las instituciones que es propia de los agentes económicos y sociales. A pesar de que el Govern ha dado apoyo a Canadell, patronales y sindicatos esperan ahora que el proyecto tenga un “fracaso total” en el Parlament, al confiar en que no llegará al plenario para poder votarlo y que, después, la convocatoria de las elecciones, para el 14 de febrero dejará en el olvido la pretensión del cabeza de la lista de la ANC para la institucíón.

Los agentes económicos y sociales --Foment del Treball, Pimec, UGT y CCOO-- se reunieron este jueves para analizar el Acuerdo Interprofesional de Cataluña de cara a su renovación, y se comentó la cuestión de la Ley de Cámaras de Comercio. La posición se mantiene: la de un no rotundo que se documentó con un dictamen jurídico realizado por el abogado José Manuel Silva, --por parte de Foment-- en el que se da cuenta de que es una norma “inconstitucional”. También se envió una carta conjunta al Govern en contra de la iniciativa.

La posición de ERC, determinante

Pero llegados a esta situación, con el trámite parlamentario en marcha, la confianza está depositada en los grupos parlamentarios. Debería quedar encallada, se considera, entre la comisión parlamentaria y el plenario. Es decir, que no se llegaría a votar. Para ello es clave la posición de Esquerra, y si se vota, entonces la decisión final será cuestión de los diputados del PDECat, que pueden votar libremente, dentro del grupo de JxCat.

Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ganaría poder con la nueva Ley de Cámaras / EP
Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ganaría poder con la nueva Ley de Cámaras / EP

¿Pero qué ocurre en el seno de la Cámara de Comercio de Barcelona? Joan Canadell está dispuesto a llegar hasta el final y este viernes explicará por qué se debe tramitar la ley. Fuentes de la organización de dinamización empresarial local señalan que el problema es que “ya ha prometido” a los presidentes de las 13 cámaras de comercio los recursos que desearía obtener por parte de la Generalitat. Y es que si sale adelante la normativa, además de garantizar la representatividad institucional, el Govern se compromete a una dotación presupuestaria cada año. “Es como si, además de cada departamento de la Generalitat, el Govern tuviera que reservar una partida a un nuevo departamento, que serían las cámaras”, señala una fuente patronal.

La presión de Canadell y Tremosa

¿Hay consenso en este diseño? Lo que ocurre en las actuales organizaciones de derecho público es que todas las decisiones se toman en el comité ejecutivo y el plenario prácticamente no se reúne. Especialmente la de Barcelona, la que tiene más peso de las 13 catalanas. La oposición a Canadell no tiene posibilidades reales de incidir en las decisiones, y uno de ellos, Carles Tusquests, está centrado ahora en el FC Barcelona, ya que está al frente de la gestora que organiza las elecciones. No asistió, por ejemplo, al último pleno de la Cámara, según fuentes del organismo. El peso principal de las voces contrarias a los independentistas lo ejerce el representante de Pimec, José María Torres

Patronales y sindicatos, al margen del contenido de la ley de cámaras, ven una clara cuestión política de fondo. La presión desde el cese de la consejera de Empresa, Àngels Chacón --que estaba en contra del proyecto y que es la líder del PDECat-- se ejerce desde JxCat contra ERC a través del nuevo consejero de Empresa, Ramon Tremosa. Los republicanos, que han tramitado la ley, podrían, sin embargo, detenerla antes de que llegue al pleno del Parlament. Y en eso confían. Consideran que el vicepresidente del Ejecutivo catalán, Pere Aragonès, no querrá llegar a la presidencia de la Generalitat con los agentes económicos y sociales en contra.

Contra el tejido económico

Señalan que es “inaceptable” que el Govern se haya prestado a seguir el juego a Canadell y que su actitud puede ser muy contraproducente para todo el tejido económico. Si las cámaras dejaron de percibir desde 2010 el recurso cameral permanente, que estaban obligadas a pagar las empresas, por decisión del Gobierno central, lo que no puede ser es que ahora “se otorgue dinero público” para financiar la “estructura” de esos organismos. Y es que entre los gastos financiables se incluyen “los costes laborales, las infraestructuras y los servicios necesarios para garantizar el funcionamiento de la entidad como prestadora de servicios a las empresas en el ámbito de sus funciones públicas”.

Todo queda, ahora, en manos de los grupos parlamentarios. Que se acepte votar en el Parlament dependerá de los diputados del PDECat. Serán ellos los que decidan o no si prosigue el pressing a ERC con una de las normas más controvertidas que se arrastra desde hace varias legislaturas. 

Destacadas en Business